MENÚ
lunes 25 junio 2018
12:08
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Entre 2009 y 2013 emigraron casi 220.000 jóvenes españoles

  • Entre 2009 y 2013 emigraron casi 220.000 jóvenes españoles
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de mayo de 2014. 16:43h

Comentada
Madrid. 22/5/2014

El Instituto de la Juventud de España (Injuve) cifra en más de 218.000 los jóvenes españoles que emigraron entre 2009 y 2013, la mayor parte de los cuales se ha trasladado a Reino Unido (105.000) y Alemania (25.000), países que captaron el 85 por ciento del exilio juvenil en este periodo, una salida motivada en la mayoría de los casos por la búsqueda de empleo. Así lo recoge en un estudio sobre la emigración de la juventud española en tiempos de crisis, que, a partir de un millar de encuestas en redes sociales, revela que desde 2007, tres de cada cinco españoles que abandonan el país tienen entre 15 y 29 años, por lo que la edad media de los emigrantes se sitúa en los 26.

El análisis muestra que dos tercios de los jóvenes que abandonaron España lo hicieron con los estudios ya terminados, es decir, en busca de un empleo, y sin tener claro el tiempo que pasarían en el extranjero: la emigración se supedita a la mejora de la situación económica española, de la que "tienen una visión negativa".

En este sentido, el informe concluye que el proyecto migratorio de estos jóvenes "es el resultado de un planteamiento basado en los factores de expulsión en España (push) y de atracción (pull) en el escenario internacional" y, en muchos casos, coincide con el proceso de emancipación.

Según explica el INJUVE, los jóvenes emigrados defienden que salir del país ha sido "una buena estrategia" y, aunque en general perciben haber cumplido sus expectativas, "una buena parte de los entrevistados pensaba que iba a ganar más dinero". Con todo, "algunos tienen buenas perspectivas para encontrar otro trabajo aún mejor en un plazo de doce meses" y, en general, perciben mayor facilidad para encontrar o cambiar de empleo que los que no emigran.

También sobre el perfil del joven que se marcha, el estudio apunta que la mayor parte viajaron con un acompañante y muy pocos tienen hijos, aunque son mayoría quienes tienen pareja. En seis de cada diez casos conocían el país de acogida previamente por actividades turísticas, mientras que el un 20% había realizado becas de estudios y el resto había pasado una temporada viviendo en él.

Una vez allí, los emigrantes se sirven más de las conversaciones instantáneas en el ordenador que del teléfono para comunicarse con sus familiares y amigos en España, especialmente cuando se trata de hablar con la pareja (94,4%). De hecho, según la encuesta, los españoles tienen más contacto con las personas que dejaron atrás que con los extranjeros de los que se rodean: "la mayoría de los jóvenes españoles emigrados no tienen redes sociales directas con personas del país de acogida".

En cuanto a los jóvenes que están en España, de los que el 75% tiene intención "acentuada" de emigrar en algún momento, el 67,57% señala como principal motivación las expectativas laborales, aunque el 94,4% de quienes tienen a su pareja en el extranjero han indagado sobre sus opciones de marcharse del país.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs