La niña autista de cinco años que maravilla con sus cuadros

Iris Grace, de Leicestershire (Reino Unido) fue diagnosticada con autismo en 2011, una enfermedad que alterar la interacción social. Mientras que la mayoría de los casos diagnosticados son capaces de completar la mayoría de las tareas y quehaceres normales, es posible que se abstraigan o se muestren indiferentes a las relaciones social. Iris tomó contacto por primera vez con la pintura como parte de su terapia para recuperar el habla. Nunca había pronunciado una palabra. Sus padres, Arabella Carter-Johnson y Peter-Jon Halmshaw, la animaron a pintar para ayudarle a concentrarse y se asombraron al ver su talento "nunca había visto en un niño de su edad". Ahora, Iris es una artista consumada, y trabaja durante semanas, incluso meses, antes de acabar sus lienzos. Muchos expertos han comparado sus pinturas con maestros expresionistas como Monet. El año pasado, Iris comenzó a copar portadas cuando sus padres hicieron públicas sus pinturas como manera de intentar aumentar la conciencia sobre la enfermedad e inspirar a otros niños con el mismo problema. Poco a poco y con mucho trabajo terapéutico Iris ha comenzado a hablar. A través de la pintura, ha desarrollado una capacidad de concentración increíble que prolonga durante dos horas cada vez que pinta y ha mejorado enormemente sus habilidades sociales. "Ahora tiene ataques de risa, da gritos de alegría, juega, se comunica mediante la creación de sus propios signos, utiliza algunas palabras y duerme mucho mejor", escribió su madre en su página web. Las pinturas Iris han llamado la atención en todo el mundo y sus lienzos valorados en miles de euros han sido vendidos a coleccionistas privados de Reino Unido, EE UU, Europa, América del Sur y Asia. Su perfil de Facebook la página cuenta con más de 85.000 seguidores y continúa siendo una fuente de inspiración. Todo el dinero que recauda está destinado a financiar sus materiales de pintura y las terapias.