La otra niña de la maleta

La Guardia Civil detiene a la presunta madre y a una mujer que querían pasar la aduana de Melilla con un bebé de un mes en un bolso cerrado.

El bolso en el que habían metido a la pequeña envuelta en una manta
El bolso en el que habían metido a la pequeña envuelta en una manta

La Guardia Civil detiene a la presunta madre y a una mujer que querían pasar la aduana de Melilla con un bebé de un mes en un bolso cerrado.

La Guardia Civil ha descubierto en Melilla a un bebé oculto en el interior de un bolso cerrado que portaba una mujer cuando pretendía pasar la frontera entre Marruecos y Melilla en dirección a ciudad española, según informó ayer la Comandancia de Melilla.

Los hechos ocurrieron el pasado martes en la Aduana Internacional de Beni-Enzar. «El guardia civil vio a dos mujeres marroquíes, una de ellas llevaba una bolsa con unas 15 barras de pan en una mano y al hombro un bolso de estilo deportivo al hombro completamente cerrado, que hizo un movimiento raro al ver al agente. Fue entonces cuando el agente le pidió ver el interior del bolso y cuando éste lo abrió para su sorpresa se encontró un bebé envuelto en una manta al que sacó rápidamente», explican desde la Comandancia. Nada más sacar al bebé, la pequeña, que presentaba síntomas de asfixia, vomitó en el uniforme del agente cuando éste la incorporó.

Falta descartar la trata

«Aunque el bebé se encuentra en buen estado, se puso su vida en peligro», precisan las mismas fuentes, que añaden que dada la hora a la que ocurrió, las 12:30 de la mañana, la pequeña podría haber estado encerrada en el bolso entre 15 minutos a una hora, aunque es difícil de saber.

Tras este sorprendente hallazgo, que recuerda al caso de Adou –el niño de ocho años que fue localizado el pasado año en una maleta cuanto intentaba pasar la frontera de Ceuta– la Guardia Civil procedió a la detención de las mujeres, que pasaron a disposición judicial imputadas de un delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

De las dos, «sólo está en prisión provisional la presunta madre, una mujer sin arraigo en Melilla que nos mostró una partida de nacimiento. La otra mujer, la que portaba a la bebé, quedó en libertad con cargos. Se trata de una mujer marroquí con tarjeta de residencia en Melilla», detallan.

El grado de parentesco real de las tres se desconoce. «Respecto a la madre, no está del todo acreditado que sea su progenitora, habrá que hacer las pruebas de ADN correspondientes para confirmarlo. Respecto a la otra mujer que les acompañaba, ésta afirmó ser un pariente lejano de la madre, un extremo que aún hay que contrastar», precisan desde la Benemérita, que recuerdan que se investigará si se trata o no de un caso de trata y de si la que afirma ser su madre realmente lo es. Mientras, la pequeña ha pasado a disposición de los Servicios Sociales de Melilla.