Los misteriosos gritos procedentes de la tumba de una mujer muerta

La policía en el norte de Grecia investiga el extraño suceso que vivió una mujer que despertó y se encontró enterrada en un ataúd. Varias personas que visitaban el cementerio, situado cerca de Salónica, explicaron a los investigadores que escucharon golpes y gritos amortiguados que salían del interior de la tumba de una mujer que había sido enterrada una hora antes. Cuando lograron retirar la tierra y sacar el ataúd, la mujer, de 45 años, había muerto asfixiada. La víctima padecía cáncer y había sido dada por muerta por los médicos. El funeral se celebró en el cementerio de Peraia, una pequeña ciudad a 22 kilometros de Tesalónica, la principal ciudad del norte de Grecia, informa BBC.

Minutos después de que sus familiares abandonaran el cementerio, un grupo de niños que jugaban fuera oyeron los gritos de una mujer pidiendo auxilio que procedían de un nicho. Cuando llegaron hasta ella, estaba sin vida y el médico que la examinó determinó que llevaba muerta varias horas y que no era posible que hubiera revivido.

Sin embargo, los familiares de la fallecida estudian la posibilidad de denunciar a los médicos responsables de su tratamiento