El Gordo sube este año 1.500 euros por décimo

Hacienda vuelve a ganar el Gordo: ingresará 189 millones con la Lotería de Navidad. El aumento del mínimo exento de tributación de los premios de loterías eleva el primer premio hasta los 322.000 euros limpios

Los bombos de la Lotería de Navidad ya están en el  Teatro Real de Madrid/Efe
Los bombos de la Lotería de Navidad ya están en el Teatro Real de Madrid/Efe

El día de la marmota. Esa es la extraña pesadilla que vive Juan, el protagonista del anuncio de este año de la Lotería de Navidad, al que cada día le toca el Gordo. «Llámalo presentimiento, llámalo intuición, pero me ha tocado casi todo a mí», dice. Algo parecido podría decir Hacienda, seguro «ganador» del sorteo más popular del año, que se celebra este sábado. El fisco se embolsará casi 189 millones de euros por la tributación de todos los premios, según los cálculos de Gestha, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda. Eso sí, suponiendo que se vendan todos los décimos que se ponen en juego y se repartan los 2.380 millones de euros que se destinan a premios.

Esto supone que si se dividiese por cada día del año, las arcas públicas ingresarían diariamente 517.000 euros gracias sólo al Gordo. Si se suman los ingresos por el resto de sorteos de todo el año, el «premio» para Hacienda asciende a más de 480 millones de euros, el equivalente a 1,3 millones de euros diarios. Esto supone que el 39% de los ingresos tributarios por premios de lotería corresponden a un único día del año, el del Gordo de Navidad.

En cualquier caso, este año el «pellizco» que se lleva Hacienda será algo menor, a pesar del aumento del 17% en la venta de décimos desde 2014. A partir del 5 de julio de 2018, el mínimo exento de tributación de los premios de loterías subió desde los 2.500 euros hasta los 10.000 euros. Esto supone que todos los premios por debajo de esa cantidad no pagan ningún impuesto, y los que estén por encima sólo tributan por el importe que supere esos 10.000 euros. Con este cambio fiscal, los premiados con el Gordo recibirán este año 1.500 euros más que el año pasado. De esta forma, un décimo agraciado con el primer premio recibirá 322.000 euros «limpios», mientras que Hacienda se quedará con los 78.000 euros restantes. De hecho, de los 189 millones que se queda Hacienda de la Lotería de Navidad, el 70% corresponde sólo al Gordo, que representa unos ingresos fiscales de 132 millones de euros.

Gestha recuerda que Loterías realiza directamente la retención en el momento del cobro, «por lo que los afortunados recibirán el importe con el impuesto ya descontado. De ahí que los premios no tengan ningún impacto en el IRPF de los agraciados, quienes sólo tendrán que añadir en su declaración los posibles rendimientos que el dinero conseguido les pudiera generar, como los intereses bancarios».