Luciano Montoya, el gemelo del asesino de Laura, de fiesta tras conocerse el crimen

Luciano Montoya celebraba su primer permiso penitenciario con una gran fiesta gitana en Calañas

Luciano Montoya, el segundo por la izquierda.
Luciano Montoya, el segundo por la izquierda.

Luciano Montoya, hermano gemelo del asesino confeso de Laura Luelmo, celebraba estos días su primer permiso penitenciario después de ingresar en prisión por el asesinato de una mujer de 35 años en el pueblo donde vivían, Cortegana, muy cerca de El Campillo. Allí no pueden ver a los hermanos Montoya, aunque saben que Bernardo sí ha estado por allí desde que salió de la cárcel, antes e incluso después de cometer el crimen de la joven zamorana. Su hermano gemelo, Luciano (al que muchos confundían con Bernardo) ha estado estos días en Calañas, otra localidad cercana, donde vive una hija suya. Mientras su hermano era detenido por la agresión sexual y asesinato de la profesora de 26 años, él celebraba en una gran fiesta gitana su permiso penitenciario y el sabor de la libertad.

No faltaron decenas de invitados, música, bebida y bailes, como se aprecia en el video. Hoy, sin embargo, ha vuelto a la prisión de Ocaña, donde le quedan bastantes años por terminar de cumplir la condena. “Aquí que no vuelva ninguno”, decían anoche en Cortegana, de donde fueron repudiados hace ya muchos años tras asesinar cada uno de los gemelos a sendas mujeres.

Los vecinos de Calañas, por su parte, también se manifestaron estos dias por la presencia de Montoya en el pueblo e incluso acudieron a protestar a la barriada de San José, donde estaba Luciano. Recordar que asesinó a una mujer de 35 años, Mari Carmen, tras amenazarle ésta con denunciarle. Luciano le había intentado robar el bolso en un pub de copas y, tras la amenaza de la mujer, la esperó en la puerta de su casa. Cuando llegó la apuñaló mortalmente. La joven dejaba dos hijas, ahora veinteañeras que viven en Aracena. La madre de la fallecida, tras muchos años en tratamiento antidepresivo, terminó suicidándose en el Hospital Juan Ramón Jiméns de Huelva hará algo menos de un año.