Pago por adelantado para garantizar el castellano

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno quiere que se garantice el derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano, tal y como establecen distintas sentencias incumplidas reiteradamente por el Gobierno de la Generalitat. Sólo en el caso extremo en que esto no se respete este derecho en ningún centro de la comunidad autónoma sostenida con fondos públicos, los padres podrán enviar a su hijo a una escuela privada y el coste de los estudios será adelantado por la Administración general del Estado, que luego pasará la factura a Cataluña, ya que detraerá éste dinero a la Generalitat de la financiación que le corresponda del Estado. La Alta Inspección del Estado tendrá un papel más destacado, ya que se encargará de constatar que efectivamente no hay ningún centro sostenido con fondos públicos que garantice una educación en castellano como lengua vehicular. El Gobierno ha previsto en su memoria económica un presupuesto anual de 5 millones de euros para atender esta situación «excepcional y transitoria», según aseguró ayer el ministro de Educación, José Ignacio Wert para mil alumnos. Esta estimación se ha realizado en función del número de reclamaciones de familias que han expresado su voluntad de que sus hijos estudien en castellano, aunque en el último año sólo siete familias lo pidieron expresamente.

El ministro aclaró que «no es necesario que el castellano se imparta en un centro como lengua vehicular con carácter exclusivo. La alternativa que damos es un mecanismo excepcional y subsidiario hasta que la administración educativa sea capaz de garantizar que no haya exclusión ni de la lengua vehicular ni del castellano». La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, insistió ayer que garantizar este derecho «no es costoso ni complicado, sino una cuestión de voluntad política».

Sin embargo, el presidente de la Asociación por la Tolerancia, Eduardo López Dóriga, no vio en esta opción una solución para las familias, ya que «no existen colegios en Cataluña ni públicos ni concertados que ofrezcan un sistema equilibrado en las dos lenguas y sólo hay unos cuantos privados . Además del colegio Aula, está el Liceo francés o el Colegio alemán, y ninguno más. Y ¿que van a hacer las familias de Lleida para llevar a sus hijos a uno de de estos colegios, cambiarse de residecia, desplazarse cientos de kilómetros para llevar a sus hijos al colegio Aula? Esto es una farsa».

Con la nueva reforma no hay posibilidad de que un alumno pueda conseguir su título sin haber acreditado conocimientos suficientes de la lengua cooficial, que será una materia evaluable, lo mismo que Lengua castellana y Literatura, aunque los criterios de evaluación los fijará la comunidad autónoma. El establecimiento del currículo de la asignatura Lengua cooficial y Literatura en Cataluña, y en las comunidades con lengua Cooficial, se reserva íntegramente a la Generalitat o Comunidad que corresponda, lo que supone que será el gobierno autonomía el que determine el currículo en su integridad, los objetivos de la asignatura, los horarios, los criterios de evaluación, la metodología, etcétera. Esta asignatura se ha situado en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica precisamente porque es en este bloqueen el que las competencias de las comunidades autónomas operan plenamente.