PETA lanza una campaña «gore» contra el uso de pieles de animales

La impactante campaña ha sido diseñada por Ogilvy para PETA Australia

Muestra la reacción de los clientes de una tienda de productos del lujo en Tailandia al abrir los productos y comprobar que dentro de ellos había órganos animales vivos.

La asociación animalista PETA Australia ha lanzado una campaña publicitaria para concienciar contra el uso de pieles en animales. Para ello, escogió una tienda de productos de lujo de Bangkok (Tailandia) y colocó una serie de productos que al probárselos o al abrirlos mostraran la crueldad con la que se trata a los animales para crear esos productos de moda. Así, los bolsos tenían dentro un falso corazón latiente o las vísceras vivas de una vaca. Los guantes y zapatos estaban impregnados de sangre que manchaban las manos y pies de las personas que lo probaban.

La campaña ha sido elaborada por Ogilvy & Mather Advertising Bangkok para PETA Australia que pretende denunciar que la mayor parte del cuero utilizado en la industria de la moda proviene de países en desarrollo como India y China, donde las leyes no protegen a los animales sacrificados por sus pieles. Una investigación de PETA India encontró que los trabajadores de India rompen las colas de las vacas y frotan guindillas y tabaco en sus ojos con el fin de obligarlos a levantarse y caminar.

Según PETA, el cuero utilizado por la gran industria textil procede directamente de las granjas industriales y mataderos porque la piel es el subproducto más importante de la industria de la carne. El cuero tampoco es amigo del medio ambiente, ya la agricultura industrial tiene mucha responsabilidad en el medio ambiente, así como la contaminación provocada por los productos químicos tóxicos que se utilizan en el curtido de las pieles.