Publican el vídeo de la muerte de su hijo para concienciar sobre el peligro de conducir drogado

Kyle Careford, de 20 años y su amigo Michael Owen, de 21, estaban de fiesta y no sabían que estaban viviendo los últimos segundos de si vida y lo estaban grabando. El conductor, Kyle, drogado y sin carné, circulaba a toda velocidad con un Renault Clio en el condado británico de Sussex. Como consecuencia de las muchas imprudencias cometidas, el coche impactó contra el muro de una iglesia y ambos murieron de forma instantánea. Las imágenes fueron tomadas el 12 de abril y ahora los padres han aceptado la publicación del vídeo para concienciar sobre los peligros del consumo de alcohol y drogas al volante.

Durante la investigación, se confirmó que los dos amigos habían tomado un cóctel de drogas prescritas e ilegales, que perjudicaron la capacidad de Kyle de controlar el coche. Esto se vio agravado por la falta de experiencia del conductor.

En el vídeo, se les ve riendo, charlando y cantando mientras Kyle le da una lección de conducción a Michael a gran velocidad. Circulaban a 90 millas por hora en un lugar limitado a 30. El vídeo fue recuperado del teléfono de Michael, encontrado al día siguiente debajo de un árbol en la escena del accidente.

Varios testigos dijeron haber visto el coche en varias ocasiones en las horas previas al accidente. Un camionero informó cómo se había tenido que pasar cuando pasó el coche a toda velocidad; un taxista dijo que los jóvenes le obligaron a salirse de la carretera porque conducían por el sentido contrario a la marcha; y una mujer había presenciado cómo el coche derrapaba haciendo 'Donuts' en un aparcamiento.

La madre de Michael, Kat, afirmó que "Traemos a nuestros hijos, les enseñamos a diferenciar entre el bien y el mal, les orientamos, les damos consejos y esperanos que nos escuchen para que cuando son adultos tomen las decisiones correctas. No sé por qué los chicos decidieron hacer lo que hicieron, pero culpo a los dos culpo por las decisiones que tomaron en esta noche. Si esto hace que una persona no cometa el mismo error, entonces publicar el vídeo ha servido de algo. Esperando que impacte a los jóvenes y les haga ver que un poco de diversión puede tener consecuencias devastadoras. Me gustaría que todos los jóvenes tomen nota y darse cuenta de que no eres invencible y tomar en serio lo preciosas que sus vidas. Quiero que los conductores jóvenes se den cuenta de la devastación que causa a las familias y a los seres queridos que alguien cercano se quede atrás. Ver el vídeo era muy molesto, pero estoy esperando que se pueda utilizar de una manera positiva, al mostrar a los jóvenes lo que les podría ocurrir".