Si tuviera que elegir, ¿preferiría comer adecuadamente o calentar el hogar?

Más del 90% de las personas atendidas por Cruz Roja tiene problemas en su vivienda como falta de calefacción, goteras o humedades

El 83,3% de los encuestados está en riesgo de pobreza y exclusión social | Dreamstime
El 83,3% de los encuestados está en riesgo de pobreza y exclusión social | Dreamstime

Más del 90% de las personas atendidas por Cruz Roja tiene problemas como falta de calefacción, goteras o humedades

Cruz Roja ha presentado esta mañana el Boletín número 17 sobre la Vulnerabilidad social de la mano de su coordinador general, Antoni Brunel. El informe ha determinado, entre otras conclusiones, que más del 50% del 1.700 mil personas atendidas por Cruz Roja en 2018 tiene que elegir entre comer adecuadamente o calentar su hogar.

Para elaborar dicho estudio, se han tomado un total de 849 muestras de personas atendidas por este organismo, la mitad de las cuales viven en áreas urbanas y la otra mitad en el hábitat rural, y el 70% son de nacionalidad española, mientras que un 30% tienen nacionalidad extranjera. Los resultados también han determinado que el 83,3% de los encuestados está en riesgo de pobreza y exclusión social, más del 65% son mujeres, en la mitad de los hogares viven niños y hay una importante presencia de familias monoparentales. Dentro de este porcentaje también están muy presentes personas mayores y con discapacidad.

Además, más del 56% de los encuestados que sufren pobreza energética, determinan que este problema tiene consecuencias para su vida social y también para su salud, señalan sufrir enfermedades respiratorias, reumatismo o artrosis a causa de “pasar frío” en sus hogares. Otras de las consecuencias son el absentismo laboral, el impacto en la búsqueda de empleo, absentismo escolar y menor rendimiento académico.

Otra de las ramas de la investigación ha sido analizar si los usuarios de Cruz Roja conocen o no los recursos que ofrece el Estado para ayudar a pagar estos gastos. Los resultados han sido que solo el 19% conoce y utiliza el bono social y que algunos de los solicitantes abandonan el proceso de tramitación por la dificultad a la hora de cumplimentar todos los documentos necesarios. Además, únicamente el 3,5% utiliza la tarifa reducida llamada PVPC y el 90,4% asegura desconocer sus ventajas. En esta materia, Brunel ha insistido en que “estos hallazgos nos muestran que tenemos mucho camino por hacer en cuestión de asesorar a las personas que acuden a solicitar nuestra ayuda”.