El robot de Google, el más avanzado para actuar en un desastre como Fukushima

El robot humanoide propiedad de Google ya cosecha sus primeros éxitos. Por lo pronto, ha triunfado en un concurso diseñado para poner a prueba la capacidad de un robot para conducir, subir escaleras, caminar por terrenos irregulares y realizar tareas cotidianas.

DARPA Robotics Challenge (DRC) es el desafío en el que Google resultó vencedor la pasada semana. Dieciséis equipos de todo el mundo se reunieron en la Florida del 20 al 21 diciembre para participar en los ensayos. Estos test, aseguran los organizadores, "proporcionan una base importante sobre el estado actual de la robótica de hoy y su potencial para el uso futuro en la respuesta a desastres". No en vano las pruebas se centraron en tareas necesarias en la central nuclear de Fukushima-Daiichi después del terremoto y el tsunami que la azotaron en 2011.

Se puso a prueba en particular la habilidad de conducir y salir de un vehículo -bajo la dirección de un operador humano-, caminar a través de terrenos difíciles, apartar escombros de las puertas, subir escaleras, usar herramientas eléctricas y conectar una manguera de bomberos.

El robot con la mayor puntuación fue construido por la firma japonesa Schaft, una de las varias empresas de robótica recientemente compradas por Google.

Se trata de un modelo bípedo de casi un metro y medio de altura que combina "los módulos de software necesarios para el reconocimiento, la planificación y la generación de movimiento", según Schaft.

"Sabemos que los robots son lentos e inestables por el momento -son poco más que un ser humano de un año de edad, en cuanto a la locomoción y agarrar habilidades y mucho más retrasados en la capacidad intelectual", dijo Pratt Gill, directivo del programa de investigación para la Defensa DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency).