Un satélite luchará contra el cambio climático en Centroamérica

El primer satélite centroamericano, que permitirá aplicar tecnología espacial a la lucha contra el cambio climático, será lanzado en 2016, informó hoy la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE).

Este picosatélite (satélite de pequeño tamaño), que no pesará más de un kilo, se construirá en Costa Rica, estará acabado en dos años y posteriormente será puesto en órbita.

El presidente de la ACAE, Carlos Alvarado, dijo en un acto oficial que este dispositivo permitirá la transmisión de información en tiempo real de emisiones de CO2 a una base en el Parque Nacional Santa Rosa, en la provincia de Guanacaste (Pacífico costarricense).

Es un proyecto que se gesta desde hace más de tres años y ahora comienza la construcción del dispositivo, explicó a los periodistas Alvarado, quien precisó que «el objetivo de la misión es recopilar y transmitir diariamente datos de captación de CO2 desde bases de monitoreo terrestres en bosques tropicales».

El satélite, además, forma parte del esfuerzo de Costa Rica para convertirse en el primer país del mundo en alcanzar la carbono neutralidad (compensación entre el carbono que se emite y el que se retira) en 2021.

«Es una propuesta atrevida para saber cómo están los bosques de Costa Rica, cuánto CO2 fijan y si eso es replicable en otros países tropicales del mundo. Si los 54 países que son tropicales hacen lo mismo que estamos haciendo nosotros, será un gran paso para la humanidad en términos de mitigación del cambio climático», dijo a Efe el ministro de Ambiente y Energía, René Castro.

Según los expertos, estos satélites son la nueva ola en el desarrollo de la ciencia y, además, son de bajo coste, lo que permite que países en vías de desarrollo tengan sus propios dispositivos.

Alvarado indicó que se prevé que el satélite requiera de una inversión cercana al millón de dólares y será financiado en parte por el Ministerio de Ambiente y Energía.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, declaró hoy de interés nacional el proyecto, lo que le otorgará beneficios para negociar con socios internacionales y la confianza de autoridades del país.

«Este dispositivo representa lo mejor de nuestro modelo de desarrollo porque conjugamos la innovación, la ciencia y la tecnología, producto del intelecto costarricense, con la protección de la naturaleza. Esa ha sido la ecuación que ha hecho la gran diferencia de Costa Rica junto a otras naciones», dijo la mandataria en su discurso.

Para los expertos, este proyecto marcará un hito en la historia de Costa Rica, ya que lo posicionará como un país innovador.

Cuando el satélite esté construido y listo deberá ser lanzado por una agencia espacial, que de momento no está decidida.

El proyecto reúne a sectores de los ámbitos público, privado y académico, como el Instituto Tecnológico de Costa Rica, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la universidad holandesa TU Delf y el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal, entre otros.