Una bebé robada encuentra a sus 4 hermanos y a su madre 44 años después

Una mujer, supuestamente robada al nacer en Valencia, ha encontrado a sus cuatro hermanos y su madre biológica 44 años después tras confirmarse el parentesco a través de unas pruebas de ADN.

Así lo ha confirmado Enrique Vila, presidente de SOS Bebés Robados, quien ha indicado que tanto la mujer como su nueva familia ofrecerán próximamente una rueda de prensa para informar de las circunstancias en las que se ha producido el encuentro.

Vila se ha reunido esta tarde con Ana Isabel A.P. después de que en la página de la red social Facebook creada por el abogado para los posibles casos de bebés separados al nacer de sus madres, esta mujer haya anunciado que el pasado 24 de mayo le dijeron que había encontrado a sus cuatro hermanos y a su madre biológica.

Según señala, "unas pruebas biológicas -un análisis de ADN, según ha explicado Vila- han confirmado al cien por cien lo que el corazón nos decía a cada uno de los hermanos"y afirma: "Pronto abrazaré a mi madre y le daré ese beso que nos robaron al nacer".

Explica que cuando nació -el 18 de febrero de 1969 en la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia-, a su madre biológica le dijeron que había tenido un niño y que no había sobrevivido: "Después de 44 años soy niña y estoy muy viva", asegura.

Aunque señala que aún no le ha comunicado la noticia a su madre biológica, aunque lo hará "en breve", destaca que sus hermanos le han recibido "con los brazos abiertos"y ha podido comprender "el valor y el peso de la palabra hermana".

"Me siendo llena, vital, no queda ningún vacío en mi vida", afirma esta mujer, que agrega que su deseo es "compartir una vida con ellos y recuperar el tiempo arrebatado".

Agrega que se siente "feliz, somos unos afortunados y no tengo palabras para agradecer todas las muestras de cariño que estamos recibiendo. Abrazar a tus hermanos, las sensaciones, las risas, las lágrimas, el amor, ese vínculo consanguíneo se siente".

En su relato, agradece a sus hermanos que quieran denunciar lo ocurrido y afirma que a partir de ahora habrá "un antes y un después"en los casos de supuestos bebés robados.

También denuncia "las injusticias cometidas y el que unas personas jugando a ser Dios hayan decidido una vida por nosotros".