United Airlines indemniza a un joven discapacitado por no ayudarle en el desembarque

Un pasajero con discapacidad tuvo que arrastrarse fuera de un avión de United Airlines tras esperar cerca de media hora a que los trabajadores le facilitaran una silla de ruedas, a pesar de su necesidad de ir al baño, según informan los medios estadounidenses.

El joven D'Arcee Neal, que volvía a casa tras dar una charla en San Francisco sobre la accesibilidad en los medios de transporte, esperó la noche del pasado martes en el aeropuerto internacional de Reagan, en Washington D.C., a que una silla de ruedas especial --de tamaño más estrecho para poder recorrer el pasillo del avión-- le permitiera abandonar la aeronave.

El resto de pasajeros del trayecto de cinco horas fue desalojando el avión, mientras que Neal tuvo que esperar una media hora. A pesar de insistir en su necesidad de premura por necesidad de ir al baño, los tripulantes insistieron en que debía esperar a la silla de ruedas.

Ante este situación, el joven optó por arrastrarse desde su asiento hasta las instalaciones aeroportuarias ante la pasividad de los tripulantes de cabina, que no ofrecieron su ayuda. Una vez fuera, la silla ya se encontraba disponible.

Neal no presentó ninguna queja por creer que la aerolínea no estaría interesada en el suceso. Sin embargo, uno de los trabajadores presentes sí informó de la incidencia a United Airlines, quien se puso en contacto con el joven para pedir disculpas e indemnizarle con 300 dólares (272 euros), cantidad que aceptó, según informa la CNN.

"Fue humillante", declaró el joven a la cadena estadounidense NBC Washington. "Nadie debería tener que hacer lo que hice", aseguró Neal, quien también detalló que siente que "las aerolíneas tratan a la gente con discapacidad como una preocupación secundaria".

Una vez que United le llamó, el joven, que sufre parálisis cerebral y es originario del estado de Virginia, agradeció a su vez a la aerolínea su preocupación. "Espero que aprendan de esto", declaró el joven.

27.500 quejas

La Red Nacional de Derechos de los Discapacitados de Estados Unidos aseguró que en 2014 "hubo más de 27.500 quejas en referencia a temas parecidos, así que no es inusual", comentó la portavoz del organismo, Dara Baldwin, a NBC.

Varias asociaciones y personas particulares han contactado a Neal para tomar acciones legales contra la industria aérea, sin embargo, el joven no sabe si se unirá a estas iniciativas.

El Acta de Accesibilidad Aérea de Estados Unidos afirma que las aerolíneas deben asistir a los pasajeros con discapacidad en sus desplazamientos desde la silla durante el embarque y a la llegada al destino.