MENÚ
domingo 25 agosto 2019
09:09
Actualizado
“Venir a Roma fue una apuesta, fue como tirarse al vacío”
“Venir a Roma fue una apuesta, fue como tirarse al vacío”

“Venir a Roma fue una apuesta, fue como tirarse al vacío”

  • Jose Navarro. Profesor de Ingeniería
    Jose Navarro. Profesor de Ingeniería /

    Alicia Romay

Así lo cuenta Pepe Navarro, el español que enseña ingeniería a los romanos.

Roma.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de julio de 2019. 22:42h

Comentada
Alicia Romay.  Roma. 2/7/2019

En pocos meses, se convirtió en maestro de ingeniería en la Universidad la Sapienza de Roma.

El profesor de ingeniería de Granada, nos cuenta cómo llegó a la universidad más prestigiosa de la capital italiana -"consulté en la página web de la Universidad La Sapienza en Roma y contacté con un profesor, le propuse colaborar y él aceptó, después de dos visitas a Roma, concursamos para una beca en un certamen internacional y la ganamos y es así como he venido a dar clases de ingeniería a la Ciudad Eterna" - comenta el ingeniero español .

Navarro es profesor de Ingeniería en la Universidad de Granada. Es un granadino de pura cepa. Le encanta la vida que lleva en su tierra alrededor de su familia y sus amigos de siempre. Pepe confirma con una sonrisa -“ mi vida ha sido siempre en Granada, con mis amigos de toda la vida con los que juego al tenis... y siempre en mi ciudad que me encanta” - y continúa -“ esto de estar aquí, en Roma unos meses como profesor de ingeniería en esta Universidad romana, en una experiencia única” confirma.

Sobre lo que puede aportar la ingeniería española a la italiana, en particular a la romana, Pepe Navarro comenta que “los grandes ingenieros de la historia de la humanidad, fueron los romanos, fue en Roma, supuso un avance fuera de toda duda, pero creo que los herederos de toda esa capacidad de la creación, de trabajo y de obras a gran escala, hemos sido los españoles, es España”

Navarro considera que las escuelas de ingeniería en España, a partir de los años cincuenta, han forjado a los grandes ingenieros del país, que han montado las grandes empresas que a su vez, son la referencia mundial en las obras que ahora son similares a lo que en Roma supuso la ejecución de todas las infraestructuras que todos conocemos.

“La ingeniería española es superior a todas”

Sobre sus alumnos romanos y lo que más les llamaba la atención de su profesor español, era el cómo había conseguido desarrollar tantos proyectos y trabajar con este nivel de arquitectos e ingenieros, Navarro, con su buen sentido del humor, decía que seguramente, aparenta menos edad de la que tiene y que seguramente pensaban que era más joven... bromas aparte, comenta -“llevo desarrollando mi carrera 27 años, les parece también extraño que haya participado en proyectos tan distintos, en sitios tan importantes y con profesionales de primera talla mundial, les sorprende la facilidad que tenemos de explicar los trabajos que hemos hecho, de cómo solucionar problemas de construcción, como analizar un problema a gran escala – y concluye – lo que echan mucho de menos, es la realidad de las cosas”

“A los italianos los veo más en el mundo de la idea que en el de la realidad”

Pepe Navarro confirma que en Roma “hay profesores que nunca han salido de la facultad y que por desgracia en España está pasando lo mismo, no hay ese paso obligado de trabajar en las empresas constructoras y de participar en proyectos de arquitectura o ingeniería, tener contacto con la calle, es un mal endémico el no salir de la Universidad”

Lo que se lleva de su paso por la Universidad la Sapienza de Roma: “lo primero son grandes amigos, después una satisfacción personal porque he cumplido algo que veía que ya no llegaba a mis 53 años y por último me reafirmo que España es un país de primer nivel absolutamente”.

Últimas noticias