Así será lo nuevo de Samsung

La llegada del Galaxy S7 es inminente y las filtraciones han dejado de ser rumores.

Todas las dianas apuntan al mismo sitio, el Mobile World Congress de Barcelona. Allí, entre el 22 y el 25 de febrero, Samsung presentaría su último smartphone, el Samsung Galaxy S7... o mejor dicho, sus nuevos smartphones ya que el nuevo teléfono llegará en versiones distintas, los Galaxy S7, S7 edge y S7 edge+, con pantallas de 5,1 y 5,7 pulgadas.

Por lo que se sabe hasta ahora de ellos y como siempre sucede, nunca llueve a gusto de todos. Pero las sorpresas son muchas e interesantes.

Cámara

Uno de los reclamos de venta más importantes en el sector smartphone es el tema de la fotografía, que no hay que olvidar que debe ir unido a un procesador potente: no sirven de nada 40 MP si el cerebro no es capaz de tomar una imagen de modo rápido y eficaz. En este sentido la nueva cámara podría pasar de 16 a 12 MP (algo aún en la nube de lo que se sabe, lo que interpretamos y lo que se busca), pero contaría con un sensor BRITCELL que trabaja mucho mejor en condiciones de luz muy bajas. Por otro lado, Samsung, impresionado por el Live Photos de Apple, habría creado su propia interpretación de la tecnología y se llamaría Vivid Photos que, al no incluir sonido, permitiría subir contenido a las redes sociales muy fácilmente en formato GIF.

La frontal no iría más allá de los 5 MP.

Batería

El otro punto fundamental en lo que a decisión del consumidor se refiere. Sí, todo confirma que los nuevos Galaxy S7 tampoco tendrán acceso a la batería. No, eso no es malo esta vez. Primero porque en esta ocasión se utilizará un nuevo sistema de liquid cooling que evitará cualquier sobrecalentamiento en el sistema, que pasará de los 2.600mAh actuales a los 3.600.

También hemos visto, entre las últimas patentes otorgadas a Samsun que cuentan con un nuevo dispositivo para controlar el flujo de calor (patente 20160020202) que aumentaría el rendimiento del smartphone.

Procesador

Buenas y malas noticias. Lo nuevo de Samsung vendría con un procesador de 8 núcleos, el Exynoss 8 Octa 8890... sólo que en ciertos mercados, probablemente Asia. El resto del planeta tendría que «conformarse» con el Snapdragon 820, aunque ambos mantendrían los 4GB de memoria RAM. De todos modos sería posible darle un poco más de espacio gracias a un puerto USB C, que muchos usuarios echaban de menos en el S6. Y las sorpresas podrían venir de tres patentes que el año pasado logró la firma coreana. Una es la 20160019967, que trata sobre un dispositivo de memoria externa, la otra es la patente número 20160021755, que habla sobre un chip que se puede colocar directamente en un substrato, algo que permitiría que el S7 sea mucho más delgado de lo esperado. Finalmente, el sistema de reconocimiento de voz podría dar un salto de calidad interesante gracias a la invención archivada bajo el número 20160019887, que permitiría detectar palabras basadas en un contexto determinado, elevando la potencia de la inteligencia del dispositivo más allá de lo habitual.

Pantalla

Si los rumores son ciertos (y cuando el río suena...), Samsung no querría quedarse atrás y habría dotado a sus nuevos teléfonos de un sensor de presión similar al 3D Touch de Apple. Su tamaño iría de las 5,1 a las 5,7 pugadas en un panel superamoled con una resolución de 1.440×2.560 QHD (cuatro veces más que HD). Hay rumores muy interesantes que hablan ya no de una pantalla curva, sino de una flexible, ya que Samsung habría hecho un pedido bastante extenso de ellas a una empresa taiwanesa. ¿Cuan fiable es? Para el S7 poco, para próximas versiones muy alto. El S7 tendría un sistema de protección de pantalla propio llamado Turtle Glass que reemplaza la última versión de Gorilla Glass 3.

Otras características

Algo que reclamaban mucho los fanáticos de Samsung es la resistencia al agua de modelos como el S5. Esta nueva versión contaría con la certificación IP67 (resistente al agua y al polvo). Las prestaciones en el tema audio también aumentarían mucho y bien. Estaría dotado con un nuevo chip de ESS Technology con un conversor de analógico a digital (DAC) de 32 bits y 129 dB de señal de sonido.

El sistema de carga será mucho más eficaz y rápido en virtud del conector USB C y también mejorarían las prestaciones del cargador inalámbrico, que mantendría su diseño exterior. Algo que quizás no se respetó tanto en el smartphone. Puede que la gran sorpresa, al menos exteriormente, llegue de la mano del cuerpo del Galaxy S7 que luciría una aleación de magnesio, mucho más resistente a los golpes, con mejor capacidad de disipación del calor y manteniendo la ligereza del móvil.

Pese a que la siguiente innovación debería incluirse en la sección de cámara, la dejamos para el final, porque tendría más relación con la apuesta de Samsung por la realidad virtual y la tecnología 3D, que con el uso fotográfico habitual: el nuevo Galaxy S7 podría incorporar la tecnología Dual Camera. Esto quiere decir que tendría dos cámara permitiendo, gracias al potente procesador, realizar fotografías y hasta pequeños vídeos, que luego puedan ser vistos en 3D en las gafas Samsung Gear VR. La apuesta tendría mucho sentido y podría servir como incentivo para adquirir tanto las gafas como el smartphone y hasta crear un paquete de ambos dispositivos.