Cierra la IFA de Berlín con cifras de récord

Alcanzó un volumen de negocio de 4.500 millones de euros

La IFA de Berlín, una de las mayores ferias de tecnología de consumo, cerró este miércoles sus puertas batiendo un nuevo máximo de volumen de negocio, de unos 4.500 millones de euros, informó la organización.

La cita, donde se han presentado decenas de novedades desde el pasado viernes, ha prestado especial atención a teléfonos y relojes inteligentes, impresoras en 3D, electrodomésticos conectados a la red y portátiles ultrafinos.

La feria atrajo en total a 1.823 expositores, entre ellos gigantes como Samsung, Bosch, Siemens, Huawei, Sony, Telekom o Panasonic, lo que supuso un aumento de la participación del 13 % en términos interanuales.

«La IFA sigue ganando relevancia mundial, esto lo demuestra sobre todo el aumento del público especializado extranjero hasta 64.000 personas», apuntó el director ejecutivo de la organizadora Messe Berlin, Christian Göke.

El segmento de los «smartphones» (teléfonos inteligentes) siguió siendo el que más interés despertó en la IFA, por el volumen de ventas que genera y por la expectación entre el público especializado.

En este ámbito destacaron las presentaciones de la serie Nova de la china Huawei y del buque insignia de la japonesa Sony, el Xperia ZX.

En el capítulo de los relojes inteligentes sobresalió el lanzamiento del Gear S3 de Samsung, y Lenovo acaparó la atención con su Yoga Book, un portátil ultraligero y con teclado virtual totalmente plano.

También destacaron las apuestas por los altavoces inalámbricos, las televisiones de altísima definición (UHD u 8K), las gafas de realidad virtual, las impresoras en 3D y los electrodomésticos inteligentes.