Lo último de los hackers: cajeros que «escupen» dinero

El «método jackpot» llega a Estados Unidos

Con el «método jackpot», los cajeros hackeados comienzan a «escupir» dinero
Con el «método jackpot», los cajeros hackeados comienzan a «escupir» dinero

Es el sueño de cualquier usuario de un cajero automático: llegar con su tarjeta de crédito dispuesta para ser insertada y que la máquina comience a escupir billetes como si de una máquina tragaperras se tratara. Pero no son los clientes de a pie los que lo han conseguido, sino los ciberdelincuentes. Y puede convertirse en una pesadilla para los fabricantes de cajeros.

La estafa, denominada el «método jackpot», se ha detectado estos días en Estados Unidos, y los expertos alertan de que, una vez abierta esta vía, el agujero puede ser difícil de sellar. Los cajeros automáticos, advierten, no son tan seguros como su apariencia externa pueda parecer.

La voz de alarma la ha lanzado la web experta en seguridad Krebs on Security, que advierte de que este método de delincuencia, del que ya hay casos en Europa y Asia, ha llegado a Estados Unidos «para quedarse». Por el momento, se han confirmado robos por un valor total de un millón de dólares.

Los expertos aseguran además que la forma de llevarlo a cabo es relativamente sencilla, especialmente comparada con los sofisticados métodos que tienen otros ataques de delincuentes.

Un alto cargo del Servicio Secreto estadounidense, Matthew O’Neill, al que cita Reuters asegura que los responsables de estos actos, posiblemente vinculados a organizaciones criminales internacionales, han perpetrado al menos media docena de golpes.

Dos de los principales fabricantes de cajeros automáticos en Estados Unidos, Diebold Nixdorf Inc y NCR Corp, ya han advertido a las autoridades de la proliferación de estos robos, que se llevan a cabo accediendo al disco duro o utilizando un endoscopio industrial para alcanzar el interruptor que reinicia la máquina.

Por el momento, los técnicos de estas empresas han comprobado que los cajeros que funcionan con Windows XP son más vulnerables que los de Windows 7, por lo que instan a actualizar los cajeros. Sin embargo, O’Neill ha reconocido este lunes a Reuters que en las últimas 48 horas ha habido ataques exitosos contra cajeros con Windows 7.