Actualidad

Así es el OnePlus, el teléfono diseñado por los usuarios

OnePlus ha presentado su nuevo buque insignia, aunque quizás sería más apropiado hablar de un fuera de borda por sus veloces prestaciones

La llegada del nuevo teléfono de OneePlus, el 6T, no ha pasado desapercibida. Puede que para muchos este fabricante chino sea un desconocido, pero no por mucho tiempo. Van algunas cifras. En apenas tres semanas vendió más de un millón de dispositivos del modelo anterior, el OnePlus 6. En la India, un mercado con más de 1.300 millones de personas, es el líder indiscutido: un 40% de los teléfonos son suyos, detrás está Samsung, con un 34% y muy lejos Apple, con apenas un 14%.

¿Qué lo hace tan interesante? Hemos tenido la oportunidad de probar el OnePlus 6T una semana antes que saliera a la venta en España y nuestras impresiones son muy buenas. Vamos por partes.

Durante la reciente presentación, realizada en Nueva York, el CEO de OnePlus, Pete Lau, aseguraba que desde hace casi un año tenían disponible la tecnología de desbloqueo por huella directamente en la pantalla, pero que no estaban conformes con la velocidad y las prestaciones y decidieron demorarlo. La primicia se la ganó el Mate 20 de Huawei, presentado en Londres apenas una semana atrás. Este tipo de anuncios podría ser una estrategia para salvar la cara.... si no fuera porque en la comparativa entre ambos teléfonos, el 6T es más rápido que el Mate 20 Pro y el mecanismo es más sencillo.

Sorprende, en eso debemos ser sinceros, que hayan lanzado este teléfono con el Snapdragon 845 de Qualcomm, cuando en apenas 35 días se anunciará la llegada de la siguiente versión (supuestamente el 855, con arquitectura de 7 nanómetros y no de 10). Pero hay una razón lógica. Los directivos de Qualcomm estuvieron presentes en el lanzamiento, mostrando un compromiso mutuo para futuros dispositivos y señalando un trabajo previo para coordinar sistema operativo y teléfono, del modo más eficaz.

Este espaldarazo y el de T-Mobile (principal operador en Estados Unidos) que venderá los OnePlus en sus tiendas, ha sido un triunfo para la marca: entrar en el mercado estadounidense de la mano de un operador, algo que para una marca china es más que un éxito (Huawei también tenía un trato pero la comisión de comunicaciones del país anglosajón presionó para que se rompiera). En total, Qualcomm y OnePlus han trabajado juntos para producir más de 500 optimizaciones en el nuevo modelo. Una que es evidente es la transición entre aplicaciones: sumamente fluida.

OnePlus tiene una política muy clara con respecto a los usuarios: los escucha. La marca ha sabido crear una comunidad de más de cinco millones de miembros en todo el planeta que realizan constantes sugerencias sobre diseño, prestaciones, cámara, pantalla, sistema operativo, capas, audio, etc. Y, según afirman en la empresa, la opinión se tiene muy en cuenta. Son ellos los que pidieron que no siguieran la tendencia del notch y OnePlus lo redujo a la mínima expresión del mercado. También hicieron caso en cuanto al audio: la mayoría de sus usuarios no querían cascos bluetooth, sino una batería más eficaz (se amplió más de un 20%) y un sistema de carga rápida (lo trae y es muy bueno).

De hecho, cada pocos meses, OnePlus organiza un evento en el que busca interactuar con los usuarios y mañana, 31 de octubre, se llevarán a cabo los dos primeros en España: en Madrid (calle Montesa, 39) y en Barcelona (Fnac, Centro Comercial El Triangle, Plaça de Catalunya, 4).

En este apartado el OnePlus es uno de los mejores del mercado, pero hay pequeñas sutilezas que no lo llevan al podio, aunque le falta poco. Tiene un sistema para fotos nocturnas muy destacable, Nightscape, que recurre a algoritmos y machine learning para mejorar los colores y el enfoque de imágenes tomadas por la noche. Pero al modo retrato le falta un poco de naturalidad. Los sensores son de Sony y la resolución de sus cámaras principales son de 16 y 20 MP (apertura muy buena de f/1.7), mientras que la cámara frontal tiene 16 MP. La cámara es muy buena,lo que ocurre es que este año se han presentado móviles con cámaras de altísimo nivel (Google Pixel 3 y P20 Pro entre ellos) que hacen que sea un campo más reñido de lo habitual.

En cuanto a entretenimiento, ya sea juegos o películas, la pantalla del OnePlus 6T, una AMOLED de 6,41 pulgadas con Gorilla Glass 6 y una resolución de 2.340 x 1.080, compite de tú a tú con las mejores del mercado. Y para los que quieran jugar con él, OnePlus ha ideado un sistema ingenioso para aumentar su memoria RAM (en versiones de 6 y 8 GB): comparte esta con la memoria interna (128 y 256 GB según la versión) y así se obtiene un plus de procesamiento que garantiza el ritmo de cuadros por segundo, sin que salten imágenes. Si algo se le puede pedir, es que mejore un poco la nitidez en el audio.

Otro apartado de éxito. Es uno de los más veloces que hemos evaluado a la hora de descargar contenido online desde una red wifi, apenas unos minutos para descargar una película completa de Netflix.

Aquí es donde de verdad sorprende OnePlus. Teniendo en cuenta la calidad de su procesador, su cámara, la memoria, pantalla y la tecnología invertida, estamos hablando de un dispositivo en la gama alta. Pero su precio está muy lejos del de otros.

El OnePlus 6T con 6 GB y 128 de almacenamiento interno, está a la venta por €549 y el más caro, con 8 GB y 256 de memoria interna, por €629.