Tecnología

Samsung Galaxy Tab Active Pro, la tableta más resistente

Diseñada para uso en un entorno de trabajo exigente por la temperatura o la humedad, incorpora un S pen que fomenta la productividad y puede funcionar como un PC.

Una funda protege contra caídas desde 1,2 metros, se puede manejar con el dedo mojado o con guantes y lleva una batería intercambiable de 7.600 mAh.

Publicidad

Los equipos informáticos no están diseñados para trabajar al aire libre y en condiciones climatológicas adversas, pero esto ya no es problema con los dispositivos específicos que los fabricantes están lanzando al mercado. La última incorporación se llama Samsung Galaxy Tab Active Pro, y no es una tableta para jugar en el salón, sino que está dedicada a aquellos profesionales y empresas que necesitan una herramienta tan potente como resistente para iniciar la transformación digital.

La protección IP68 hace que esta tableta sea inmune al polvo y la humedad, permitiendo su utilización al aire libre y en condiciones climatológicas adversas. Y con la funda específica para este producto, la tableta Galaxy Tab Active Pro se encuentra protegida contra vibraciones, caídas e impactos desde 1,2 metros de altura, ofreciendo la posibilidad de uso tanto con los dedos húmedos como con guantes, o también con un S pen, de gran utilidad a la hora de recoger firmas electrónicas, realizar anotaciones o hacer bocetos a mano.

Publicidad

En Samsung han puesto especial atención a la hora de diseñar la pantalla de esta tableta de uso profesional, con un tamaño de 10,1 pulgadas y una resolución de 1920 x 1200 píxeles para que los gráficos y las imágenes se visualicen con la máxima calidad, incluso en exteriores, al contar con 550 nits de brillo. También es compatible con Samsung DeX, que convierte la tablet en un PC añadiendo un teclado y un ratón.

Publicidad

Al contar con tecnología NFC se puede capturar e intercambiar información en tiempo real con otros dispositivos, o funcionar como terminal de un punto de venta, todo con total seguridad gracias a la plataforma Samsung Knox que protege los datos confidenciales mediante un sistema multicapa que integra hardware y software del dispositivo.

Estará a la venta a partir del 1 de noviembre con una configuración de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno, además de la posibilidad de incorporar tarjetas microSD de hasta 512 GB, procesador Octa-Core de 2 GHz, una batería de 7.600 mAh reemplazable y un peso de 653 gramos (830 gramos con funda). Lleva un sensor de huella para proteger el dispositivo frente a accesos no autorizados, además de reconocimiento facial.

En España estará disponible con la versión ‘Enterprise Edition’ que permite a los departamentos de TI tener control sobre el sistema operativo a través de E-FOTA, y mediante Samsung Knos Configure se puede realizar una configuración remota del dispositivo en función de las necesidades del usuario, contando con actualizaciones de software y parches de seguridad trimestrales durante cuatro años.

Con la funda tiene un peso de 830 gramos y está protegida ante golpes o caídas desde 1,2 metros de altura.

Publicidad

La pantalla de 10,1 pulgadas tiene 550 nits de brillo para que puedan visualizarse imágenes y gráficos con nitidez, incluso a la luz del día, y se puede manejar con los guantes y con el S pen.