Tecnología Google para ahorrar luz

La compañía Podo recurre al big data y la inteligencia artificial para afinar al máximo el consumo de energía

Se acabaron los cálculos de luz “a ojo”. La eléctrica española Podo, una startup reconocida con el “sello de calidad” de Google, se ha echado en brazos del big bata, la inteligencia artificial y un complejo algoritmo para calcular con la mayor precisión posible el consumo de luz del cliente, con el reto de que el margen de error no supere el 1%.

Esta nueva aplicación de las nuevas tecnologías permite al consumidor, según los responsables de la compañía, controlar, conocer y gestionar su consumo, ahorrar creando alertas de aviso en el momento en que haya sobrepasado el consumo contratado, comprobar lo que se ha gastado hasta el día anterior y estimar el consumo para el mes siguiente.

Además, se puede comparar el consumo de electricidad con el de su código postal e incluso con el de los propios vecinos de su edificio, y todo ello 100% on-line.

Junto a ello, el cliente puede dividir su factura, en los casos de que habiten en la misma vivienda varios compañeros de piso, o en los supuestos de los autónomos que trabajan desde casa. En este último supuesto, el empresario podría desgravarse incluso la luz como profesional a partir de su cuenta de Podo 100% digital.

Y además, según explican en Podo, a través de una factura “que se entiende a la primera, todo un reto en el sector”.

Esta nueva forma de calcular la factura de la luz le ha valido a esta eléctrica 100% digital ser nombrada “caso de éxito” por los responsables de Google Cloud durante el último evento Google Next, celebrado el pasado mes de junio en Madrid.

Según Podo, durante el acto se destacó la fuerte innovación que esta empresa está aportando al mercado eléctrico a través del uso del big data y la inteligencia artificial, que permite entre otras cosas un reconocimiento digital de los precios que paga el cliente, lo que se puede hacer sólo con subir una factura en la web, o un algoritmo que, mediante inteligencia artificial puede identificar patrones de consumo y estimar la factura de todo un año.