“Lo de Évole” y la culpa

El próximo domingo se estrenará un nuevo episodio del programa de laSexta y estará dedicado a los condenados por delitos mortales en las carreteras

Desde que el periodista abandonara “Salvados”, programa que ahora dirige Gonzo, Évole no ha dejado de ejercer su pasión, que como pocas veces ocurre, coincide con su trabajo. Jordi Évole creó una identidad en el universo de los reportajes. Él y su equipo nos acostumbraron a un periodismo diferente, arriesgado y, en ocasiones, doloroso. Porque la verdad, casi siempre duele. Profundizaba sobre temas en los que nadie se atrevía a profundizar, entrevistaba a individuos que nunca habían concedido una entrevista y destapaba detalles que, para el resto, pasaban desapercibidos.

Desde que abandonara las riendas de “Salvados”, él mismo promocionaba y anunciaba sus nuevos proyectos. “Lo de Évole” se ha convertido en otro reclamo semanal. Miles de espectadores esperan a que llegue el domingo para envolverse en las historias que el catalán tenga preparadas. En la segunda entrega, que verá la luz el próximo domingo 16 de febrero, tendrán la palabra los condenados por asesinatos en las carreteras. Testimonios anónimos que describen cómo es vivir con el sentimiento de culpa de haber terminado con el aliento de una persona. Cómo es la vida, sabiendo que ya nunca será igual.

Él mismo describe a través de sus redes, los sentimientos que estos testimonios han despertado en su conciencia. Algo tan inesperado como trascendente en la vida de cualquier individuo que un día se montó en el coche y el trayecto lo cambió para siempre. “¿Te habías imaginado alguna vez que una persona como tú podía acabar en prisión?”, cuestiona Évole. Un dolor que, sin ninguna duda, azota incesante al entorno de la víctima. Una pérdida irreparable por un error ajeno que destroza las ganas en cuestión de segundos.