RTVE justifica la entrevista en La 2 a Carles Puigdemont

El defensor del espectador contestó a las críticas sobre la conveniencia de la pieza que sólo consiguió 1.000 espectadores

Un momento de la entrevista a Puigdemont
Un momento de la entrevista a PuigdemontLa RazónLa 2

“Se decidió entrevistar al ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont por ser un actor político destacado a pesar de su situación con la justicia". Así comenzó la justificación de “RTVE Responde” a la entrevista que se le hizo a Carles Puigdemont en el espacio de La 2 “Cafè d’idees” que conduce Gemma Nierga. La respuesta fue dada durante el espacio por Pere Buhigas, director del Centro de Producción de RTVE en Cataluña.

Es cierto que la entrevista, emitida en directo en el programa de Nierga el pasado lunes 28 de septiembre, fue un auténtico fracaso de audiencia y anotó una cuota de pantalla del 0,1%, por lo que lo vieron unos 1.000 espectadores. Sin embargo, en seguida salieron voces que dudaron de la necesidad informativa y la relevancia de dicha entrevista. Según Buhigas, “de todos es conocida su condición de rebeldía procesal que le sitúa huido de la justicia española”, pero aún así, recalcó, que a juicio de la corporación “la realidad política es que es Eurodiputado y desde Bélgica, interviene de forma directa o indirecta en la gobernabilidad de Cataluña. Sus declaraciones son, por tanto, de interés especialmente el día que conocimos la sentencia judicial que inhabilitó al hasta ahora presidente de la Generalitat, Quim Torra, su sucesor en el cargo”.

Aprovechó también para recordar que no fueron el único medio que se prestó ya que "diversos medos privados y públicos publicaron también entrevistas ese fin de semana con él. La edición de dos libros en los que se relatan detalles de los hechos acaecidos en Cataluña durante los últimos años, otorgan también interés público a la entrevista”. En el momento, profesionales de RTVE y dirigentes políticos salieron al paso con críticas como la de el diputado de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña Nacho Martín Blanco que acusó a RTVE de poner una “alfombra roja” a Puigdemont para que pudiera decir que España era antidemocrática, que los jueces son franquistas y que él es un represaliado y el Rey un golpista”. “Es un insulto a los catalanes constitucionalistas y al conjunto de los españoles”, matizó Martín Blanco.