Miguel Ángel Silvestre confiesa a Pablo Motos la manera (nada sexy) en la que duerme

El actor acudió con Lali Espósito a presentar su nueva serie “Sky rojo”, de los creadores de “La casa de papel” para Netflix

El Hormiguero
El HormigueroEl Hormiguero

Miguel Ángel Silvestre y la actriz argentina Lali Espósito visitaron “El hormiguero 3.0″ para presentar la serie “Sky rojo”que se estrena el próximo 19 de marzo en Netflix, de los creadores de la mítica “Casa de papel”.

Pablo Motos entró de lleno en el terreno de las anécdotas. Qué le pasó a Miguel Ángel Silvestre rodando en un barco. Cuenta el actor que era una de las escenas más esperadas, en la que más ilusión tenía puesta. “Todos los compañeros se tomaron una biodramina para no marearse y yo al principio pensé que no, que era de Benicassim, pero al final me la tomé y me dio un sueño que cuando llegó la escena no era capaz de vocalizar. Tuvimos que parar, hacer un descanso, me tomé un refresco, me dieron vitamina D, de todo... Lo cierto es que han cortado parte de la escena, dicen que es por metraje, pero yo creo que es porque no se me entendía”, relata Miguel Ángel Silvestre.

“Es una serie que te va a entretener, que te va a volver loco”, dijo Lali Espósito.

También vivió Miguel Ángel alguna que otra aventura a la hora de grabar con perros. “Tengo una escena con seis perros y a mí me encantan y me he visto los programas de César Millán. Como siempre llegué con diez minutos antes al rodaje. Cuando llego veo que hay un perro de agua y le digo al adiestrador que es un poco nervioso y le pregunto si muerde. Su respuesta es, si no le haces nada... Le digo que yo tengo perros que aunque le metas los dedos en los ojos no te muerden. Intento hacerme amigo del perro, pero no se mueve. Tenía que hacer una escena cogiéndolo y yo me hacía el chulo con él. Total, que le cojo en brazos y me tira un bocado. Me temblaban las piernas. Ya no fui capaz de grabar”.

Filomena: 17 horas atrapada

Lali vino a España a rodar en tiempos de pandemia, por lo que se perdió la conocida noche madrileña y “me tocó Filomena. Estuve 17 horas dentro de un auto. La muerte. Pasas por muchos momentos. Las primeras cinco horas no pasa nada, después entras en la muerte y a las 13 o 14 horas la desidia absoluta. Éramos cuatro dentro de la furgoneta con una bolsa de papas que compartimos con mucho amor”, recuerda.

Sin duda uno de los momentos más divertidos vino con las hormigas cuando en una de las preguntas Miguel Ángel Silvestre desveló su manera de dormir. “Con los calzoncillos subidos por encima de la camiseta. Si me sopla el viento por los riñones, me despierto. Hay que sellar la zona. Todo tiene que ser talla XL para que suba bien”, comentó entre risas.