Rubén, el primer hombre embarazado en España: “Estoy teniendo muchas dificultades”

El joven madrileño de 27 años cree que hay mucho desconocimiento en el ámbito sanitario y legal

Rubén, el primer hombre embarazado en España
Rubén, el primer hombre embarazado en EspañaLa RazónYoutube (Papá gestante)

“Me llamo Rubén y estoy embarazado”. Con estas palabras se presentaba Rubén Castro, el primer hombre gestante en España, en ‘Viva la Vida’. Este madrileño de 27 años siempre ha tenido claro que quería gestar a su bebe a pesar de ser una persona trans. Para él, estar embarazado “va contra de toda ley escrita en este país porque no hay nada que regule que haya una persona inscrita en el registro civil en masculino y que lleve a cabo este proceso”, confiesa al programa de Telecinco. Ahora está a punto de dar a luz, por lo que se enfrenta a un nuevo reto: el burocrático.

En una situación en la que “no hay referentes”, la mayor dificultad es romper los moldes. Aún así, para Rubén estar embarazado es “increible” e, incluso, todavía hay veces en las que no se cree lo que está sucediendo. “Está siendo muy bonito”, comenta. En principio, las dificultades no deberían ser mayores que las que tienen las mujeres embarazadas, pero al ser hombre, Rubén ha tenido que enfrentarse al “desconocimiento en muchos ámbitos, empezando por el sanitario”. “He tenido que pasar por un comité ético sanitario para que decidieran si podía acceder al área de reproducción asistida”, cuenta el joven.

Si todo sale como espera, a partir de este fin de semana tendrá que lidiar con una avalancha burocrática de la que apenas hay precedentes. “No hay nada que legisle que una persona que sea un padre quien haya dado luz a su bebé”, explica. Ahora se plantean muchos retos, como el registro civil, ya que al tener la documentación cambiada al género que pertenece tendría que constar como padre.

Tal y como explica Rubén, el suyo no es el primer caso en España de un hombre embarazado, pero sí es el que ha tenido mayor repercusión mediática. Y es que esa visibilidad es un arma de doble filo porque el colectivo trans se enfrenta a mucho odio. “El exponerte en redes y en medios de comunicación es complicado”, indica Rubén.

Sobre las críticas que recibe al querer gestar a su bebé siendo trans, él explica que lo que ocurre es que “a la gente le cuesta entenderlo”. Lo habitual es que uno de los primers pasos que da una persona trans es el cambio físico porque se cree que “odiamos nuestros cuerpos, y no es así”. Simplemente, Rubén decidió vivir su transición de otra manera y priorizar el embarazo antes que “cualquier modificación corporal”.