Toros

La finalísima de Milán calienta motores en Las Ventas

Futbolistas de Atlético y Real Madrid vivieron en directo la segunda oreja para Talavante en este San Isidro

Los futbolistas del Atlético de Madrid, Gabi y Koke, presentes en Las Ventas
Los futbolistas del Atlético de Madrid, Gabi y Koke, presentes en Las Ventas

Con la Liga ya finalizada y velando armas para la finalísima de Milán, colchoneros y madridistas desembarcaron ayer en Las Ventas para presenciar otro de los carteles de tronío del ciclo. Urdiales y Perera en su estreno y Talavante en su despedida del abono. Ambos capitanes como mascarón de proa de ambas escuadras. Gabi repitió la compañía del año pasado, escoltado por otro de los canteranos internacionales del Atlético: Koke. Por su parte, Sergio Ramos sacó hueco en la agenda para acompañar en directo a su amigo Alejandro Talavante. Además, se buscó un asesor de primera categoría como el matador de toros Eduardo Dávila Miura. Ambos, junto al también ex futbolista José Antonio García Calvo, compartieron burladero en el callejón, a la altura del «9».

La Casa Real también se asomó un paseíllo más. A falta, esta vez, del Rey Emérito e Infanta Elena, buena fue Simoneta Gómez-Acebo, sobrina del monarca e hija de Doña Pilar de Borbón junto a ella, el ganadero de Jandilla, Borja Domecq. La clase política estuvo representada por la «popular» María Dolores de Cospedal. Los periodistas Carlos Herrera y Jesús Mariñas también presentes. Y habituales como el cantante Caco Senante, la Marquesa de Vega de Anzo el ex alcalde José María Álvarez del Manzano o la fotógrafa taurina francesa Josephine Douet.

El mundo del toro estuvo más representado que en tardes anteriores con un buen puñado de primeros espadas, además del citado Dávila Miura. A la cabeza Curro Romero, con su esposa Carmen Tello. El Faraón de Camas, convencido «urdialista» no quiso perderse otra actuación del bravo torero de Arnedo. Recíproca admiración. Un poco más a la izquierda, también en el tendido, el clan Capea casi al completo. Dicen que la familia es lo primero y la saga charra lo demostró ayer con creces apoyando a Miguel Ángel Perera. El patriarca, a la cabeza, Pedro Gutiérrez Moya «Niño de la Capea», acompañado de su esposa. Pegado a ambos, su hija Verónica, mujer del diestro extremeño de la Puebla del Prior acartelado ayer, y su hijo el diestro Pedro Gutiérrez Lorenzo «El Capea», también con su pareja.

De leyendas del pasado a diestros de nuestros días. Por ejemplo, del que toreó ayer al que lo hace mañana: Manuel Escribano y Daniel Luque, dos sevillanos de Gerena que compartieron confidencias desde el callejón. También estuvieron matadores como Matías Tejela, y Óscar Higares y ganaderos como Clotilde Calvo, criadora del sobrero de Buenavista que hizo segundo bis, y Antonio López Gibaja.