La plaza de Burgos no se derribará hasta después de la feria de San Pedro y San Pablo

La plaza de toros de Burgos, en una imagen de archivo
La plaza de toros de Burgos, en una imagen de archivo

La plaza de El Plantío de Burgos celebrará la próxima feria de San Pedro y San Pablo. El complejo entramado burocrático, los plazos administrativos y un importante retraso con respecto a la hoja de ruta marcada por el Ayuntamiento de la ciudad, han empujado al Alcalde, Javier Lacalle, a anunciar, que el derribo del inmueble de la ribera delArlanzón, no se producirá hasta después del ciclo taurino.

"No tendría sentido empezar las obras en el mes de junio. Así que abro la puerta a poder salvar la feria taurina de este año. Creo que se debe celebrar, queremos hacerlo. Eso sí, siempre condicionado a que se validen las condiciones de seguridad", ha manifestado en la prensa local burgalesa Lacalle, quien ha reconocido que la feria taurina "es un evento muy importante para muchos burgaleses, cuyos ingresos para la ciudad supera la inversión que haya que hacer para acondicionar el coso".

La nueva posición del equipo de gobierno del Consistorio burgalés obliga ahora a poner en marcha una licitación de cara a la organización de los espectáculos taurinos en 2014.

Como se recordará, Javier Lacalle anunció durante la celebración de la pasada feria de San Pedro, que el coso se iba a derribar "si o si"antes de finalizar el año, con la intención de construir un nuevo recinto para el que –ni entonces ni ahora- existe proyecto alguno. La única novedad al respecto, es la intención mostrada por una empresa de construcción, de estar dispuesta a levantar un nuevo coso polivalente y multiusos, cuyas características desconoce la opinión pública y que está sujeta a la convocatoria de un concurso público de obras.