Pasaron de largo los triunfos y la tragedia

Buena corrida de Núñez del Cuvillo en la Maestranza

Los fallos con la espada privaron a José María Manzanares de salir triunfante ayer de la Maestranza , ante un público entregado y un gran lote de toros de Núñez del Cuvillo. «Encumbrado» fue un toro perfecto para la lidia. También tuvo posibilidades un tercer toro que le correspondió a David Galván. Con el sexto, el joven espada gaditano fue poniendo un creciente empeño hasta ser aparatosamente prendido, aunque sin consecuencias. El arrimón final, con el torero crecido y dejándose acariciar los bordados por los pitones, impresionó también al tendido, que incluso pidió el trofeo para Galván a pesar de no matar con acierto. Abrió cartel Francisco Rivera Ordóñez «Paquirri», que no pasó del silencio en sus dos toros. El abono abrilense encara ya su recta final.