Rafaelillo se recupera ya en planta

Su apoderado confirma su mejor estado de salud, aunque sigue padeciendo fuertes dolores

Lionel Buisson, apoderado de Rafaelillo, confirma a La Razón la favorable evolución de su torero: «Hoy le han pasado a planta, y eso es síntoma de que todo va bien. Pero todavía se quedará unos días en el hospital de Pamplona, hasta que su traslado en ambulancia no suponga ningún riesgo». El torero, que el pasado domingo sufría una espantosa cogida por un Miura, que dañó 13 costillas y dos vértebras, sigue con los dolores naturales del severo destrozo costal que padece. «Cornada envainada en el hemitórax izquierdo y múltiples fracturas costales», rezaba el parte. Por ello, al haber pasado ya todo tipo de pruebas médicas, el torero solo necesita unos días de reposo absoluto en el complejo para poder regresar a Murcia, donde continuará su recuperación, ya que «han quedado descartadas posibles complicaciones».

Además de las fracturas, el parte redactado por la enfermería pamplonesa señalaba también un «enfisema subcutáneo, lesiones focales hepáticas compatibles con hemangiomas, un neumotórax izquierdo que ocupa aproximadamente el 50 % de la caja torácica; otro derecho que ocupa aproximadamente un tercio de la caja torácica, condensación parenquimatosa en el LII compatible con posible contusión pulmonar, y un pequeño hemotórax derecho».

Como es lógico el torero tendrá que renunciar a sus compromisos de julio, agosto y septiembre aunque se resisten a cerrar la puerta de una posible reaparición en octubre, en el cierre de la temporada española. Todavía se desconoce su sustituto para el 17 de agosto en Dax (Francia).