Una ley ambigua podría hacer peligrar las corridas en México

La nueva normativa contra el maltrato animal no hace mención a los festejos taurinos

México ha promulgado una nueva ley contra el maltrato animal, tanto de animales domésticos como salvajes, en la que ni se incluyen ni se excluyen las corridas de toros. «La nueva ley va dirigida hacia otro tipo de maltrato, no a los festejos taurinos», ha asegurado Miguel Ángel Macarena, alcalde de la ciudad de México, a Europa Press.

El representante del Distrito Federal ha negado que las corridas de toros entren en cualquier supuesto de la ley, aunque ha reconocido que no se ha aclarado la normativa y que dependerá de los jueces la interpretación de la misma. Por tanto, a pesar de haber entrado la ley en vigor, según Macarena «habrá que revisar la exposición de motivos».

De momento, Sergio León, secretario técnico de la Comisión Taurina del Distrito Federal, ha asegurado a la alcaldía que «las corridas de toros no estarán afectadas». Por tanto, no se ha suspendido ningún festejo y la Temporada Grande en Insurgentes va a seguir con la corrida del domingo y con la del Aniversario, que tendrá lugar el 5 de febrero.

La nueva normativa contempla una pena de cárcel de hasta cuatro años y una multa de 1,2 millones de pesos, que son unos 600.000 euros, para todo aquel que «intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana provocándole la muerte». Y como animal se entiende «al organismo vivo, no humano, sensible, que no constituya plaga, que posee movilidad propia y capacidad de respuesta a los estímulos del medio ambiente».

Durante la tramitación de la norma, algunos diputados anunciaron que debería excluirse la cuestión de los toros de lidia, pero al final no se concretó. En cualquier caso, «por actos de maltrato o crueldad» y lo relativo a la normativa, «se estará a lo dispuesto en la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal».

A pesar de estar la ley publicada en la Gaceta Oficial del D.F., la actividad taurina seguirá su curso en México a falta de definiciones exactas y concretas sobre las actividades con animales que se abarquen o se aparten de la nueva normativa.