Adiós a José Sámano, un innovador de la televisión

En teatro ha sido el responsable de adaptar las obras de Miguel Delibes y ha producido "Cinco horas con Mario"

José Sámano en una imagen de archivo / Foto: Javier Fdez-Largo
José Sámano en una imagen de archivo / Foto: Javier Fdez-Largo

El santanderino José Sámano, el productor de las obras de Miguel Delibes en su adaptación al teatro y de programas de televisión como "Buenas Noches", ha fallecido en Madrid a los 76 años

En los 80, el productor José Sámano entendió como pocos que los espectadores querían programas informativos, bajo la capa de otros formatos que no pasaran los «Telediarios» de las distintas cadenas, en los que se hablara de la actualidad política, social y cultural de otra forma, quizá más distendida; posiblemente, más profunda. Junto a su pareja por aquel entonces, Mercedes Milá, ideó varios espacios que calaron entre los espectadores. Fue en 1982 cuando en TVE, sedujeron a la audiencia con «Buenas noches», programa de entrevistas en que quedó una memorable: la que le hizo a Camilo José Cela. En ella, el escritor descubrió unas de sus habilidades: ser capaz de absorber un litro de agua a través del ano. Este hecho descabaló a Milá, que ofreció una palangana para una posible demostración en directo , algo que no sucedió. Cuatro años después se estrenó de «De jueves a jueves». Milá no se limitaba a ser una simple entrevistadora, su personalidad traspasó la pantalla mientras entrevistaba a figuras como Adolfo Suárez o a Camilo José Cela. El género de las entrevistas se convirtió en un espectáculo televisivo sin perder el rigor. Después se involucró como director en «El martes que viene». Se seguía el mismo patrón que en «De jueves a jueves» y la calidad de los invitados no menguaba; Dalai Lama, Rafael Alberti, José María Aznar, Jon Sobrino y Miguel Gila, entre otros.

En 1992 estrenó en Antena 3 «Cómo la vida misma», con Verónica Forqué, un año antes se emitió en las televisiones autonómicas con «Iñaki, los jueves», presentado por Iñaki Gabilondo. Ambos eran un ensayo para lo que vino después de que estrenase «Queremos saber», en la cadena Antena 3

Bosé y el SIDA que no padecía.

El espacio estuvo en antena desde diciembre de 1992 hasta el mismo mes de 1994. Arrancó con una entrevista que le hizo Milá a Miguel Bosé justo en el momento en que muchos medios de comunicación divulgaban, sin aportar ningún dato contrastado, que el artista padecía SIDA. El espacio tuvo una gran acogida con una audiencia que superó los cinco millones de espectadores. Era un formato sencillo de entrevistas pausadas en los que tanto el entrevistador como el entrevistado le daban una tregua al espectador para que sacase sus propias conclusiones. Por «Queremos saber» pasaron desde Alfonso Marsillach, hasta Sabina pasando por Pedro Almodóvar y Chavela Vargas cuando aún era prácticamente desconocida en España. El público en plató participaba activamente. Eran 39 personas que cada una de ellas representaba a los 39 millones de españoles que en aquel momento tenía nuestro país. Fue en él, en enero de 1993, cuando el escritor Francisco Umbral protagonizó una entrevista que ya está en la historia de la televisión patria. Mientras Milá le hacía preguntas sobre la actualidad, él dijo visiblemente enfadado: «!Yo vengo aquí para hablar de mi libro!». Otro de los momentazos fue cuando Jesulín de Ubrique se bajó los pantalones para enseñar las cicatrices por asta de toro. Sin embargo, el momento más incómodo para Milá y la audiencia fue cuando desalojó a los Ultra Sur cuando estaba entrevistando a Jesús Gil.

Gran productor de teatro y cine

Gracias a José Samano, los españoles pudieron ver la adaptación teatral de «Cinco horas con Mario», de Miguel Delibes. También «Las guerras de nuestros antepasados». En el cine impulsó títulos como «Retrato de de familia» (1976) y «Función de noche» (1981),