Carles Puyol, vetado por la televisión iraní por su pelo

El exfutbolista del FC Barcelona iba a participar como comentarista durante el encuentro entre Irán-España.

Carles Puyol
Carles Puyol

El exfutbolista del FC Barcelona iba a participar como comentarista durante el encuentro entre Irán-España.

Carles Puyol fue vetado el pasado miércoles por la televisión nacional iraní en un programa deportivo sobre el Mundial de Rusia en el que iba a participar como comentarista debido a la larga melena que lleva el ex futbolista del FC Barcelona.

El pasado miércoles, 20 de junio, durante el partido de Irán-España, Puyol iba a participar como comentarista analizando el partido que enfrentaba a las dos selecciones nacionales en un programa especial de deportes iraní llamado 2018 que ha comenzado con el motivo del Mundial de Rusia, informa Exclusivadigital.com.

El ex jugador viajó al país de Oriente Medio , llegando incluso a presentarse en el plató del programa, pero le fue prohibida la entrada. Según el medio iraní Entekhab, la prohibición a participar en el programa era po r"su aspecto (pelo largo)", recoge The New York Times.

Otros medios locales aseguraron que la presencia de Puyol se había cancelado por no haber llegado a un acuerdo con él. Tras la cancelación de la presencia de Puyol, el presentador y narrador más famoso del fútbol de Irán, Adel Ferdosi Pour, quién también lleva a cabo el programa 2018, no se presentó en el programa, aunque unos minutos antes del comienzo del partido Irán-España apareció pidiendo disculpas al público presente por la no presencia del jugador español: "Siento lo ocurrido y pido disculpas a todos los espectadores", dijo Ferdosi Pour, añadiendo que "a pesar de los esfuerzos llevados a cabo, no ha sido posible que Carles Puyol se una a nosotros en el programa 2018".

Hay que tener en cuenta que Irán no cuenta con una política oficial en torno al tipo de pelo o peinado que se debe llevar, pero la televisión estatal está posicionada en contra de emitir imágenes que el clero o la clase dirigente conservadora consideren "no islámicas", según recoge la BBC.