El dúo de Amaia y Alfred, favorito para ir a Eurovisión

La pareja de la academia en un momento de su última actuación
La pareja de la academia en un momento de su última actuación

Unas canciones hechas a su medida con la intención de lograr un gran puesto en Eurovisión. Son nueve temas: cinco individuales para los finalistas de esta edición de «OT 2017», tres duetos –en uno de ellos participará el último expulsado, Agoney– y una canción en grupo: «Camina», a la que tanto los concursantes que ya no están en el «talent» como los periodistas especializados en el certamen no le dan ningún futuro. En opinión de un ex aspirante, Cepeda: «Se compuso para cantar nuestras experiencias en el programa y no es muy eurovisiva, ya que no representa a nuestro país».

A partir de las 15:00 horas, a través de rtve.es se conocieron los temas y a quiénes les correspondían, para después oír algunas estrofas. La directora de la academia, Noemí Galera, agotó la existencia de pañuelos de papel en toda Barcelona al conocer el reparto. Las canciones individuales quedaron así: la gran favorita para ser la candidata por España en Eurovisión y ganar el concurso, Amaia, interpretará «Al cantar», un vals pop compuesto expresamente para ella por Rozalén, confesa fan de la navarra; Aitana defenderá la balada «Arde», de Alba Reig, miembro del grupo Sweet California; a Alfred le ha correspondido «Que nos sigan las luces», un tema de pop rítmico de Nil Moliner; el turno de Ana Guerra llegará con «El remedio», un tema del colombiano Nabález, mientras que Miriam probará suerte con «Lejos de tu piel», de Steve Robson e Ina Wroldsen, que ha sido adaptado por Diego Cantero, el líder de «Funambulista». El apartado de dúos era más que previsible. Vista y oída la conexión de Amaia y Alfred cuando cantaron «City of Stars» en «OT17», comparten uno de ellos. El tema elegido es «Tu canción», una balada acústica a piano, compuesta por Raúl Gómez y Sylvia Santoro; «Chico malo» es el tema para Aitana y Ana Guerra, y Miriam y Agoney echarán el resto con «Magia», de David Otero, Diego Cantero y Tato Latorre.

«Feeling» y sensibilidad

«La elección de las composiciones ha sido bastante buena, nada que ver con ediciones anteriores. Además les sientan a todos como un guante», afirma José García, uno de los responsables de eurovision-spain.com. Él ya tiene a su favorita: Amaia, bien sola o acompañada por Alfred, el que presumiblemente es su pareja. «La canción de Rozalén encaja perfectamente con su perfil y su dúo con el joven catalán va a transmitir mucho ‘‘feeling’’», comenta García, al igual que la mayoría de los que opinaron ayer en las redes sociales. El autor de «Tu canción», Gómez, dijo durante el programa que «son los concursantes ideales. Tengo mis preferidos y ellos me encantan». Juanma Fernández, de Bluper, también presente en el programa, se sorprendió con el tema «Chico malo», un reggaeton que, según él, es la típica canción que, gane o no, estaría sonando en todas las ediciones del «Euroclub», «la discoteca donde vamos durante el concurso la prensa especializada y los eurofans durante la semana del festival». Lo que García más valora es que se ha respetado el estilo de todos y que se ha elegido a compositores que «saben lo que hacen. Incluso su aportación puede ser más determinante que la de los artistas». ¿Hay alguna posiblidad de quedar, y puede que ganar, con alguna de ellas?

Es difícil pronunciarse porque todavía no se sabe cómo será la puesta en escena que, como ya se sabe, en Eurovisión –salvo el año pasado con el ganador Salvador Sobral– suelen ser muy aparatosas. García valora que se alejen de los clichés. «Son composiciones para todos los gustos: pop, baladas... tienen alma y son canciones verdaderas que no son producto de una operación de marketing», explica. Con respecto a los ritmos latinos de «El remedio» y «Chico malo» es escéptico, porque «aunque, por carácter, son idóneas para Ana Guerra y están bien armadas, se pierde un poco el efecto sorpresa: en Eurovisión la audiencia se puede esperar que España vaya con este registro».

Se ignora si el «efecto Sobral» ha influido en las candidaturas del resto de países o lo hayan evitado por aquello de las comparaciones, de las que muy pocos saldrían bien parados. «Es complicado diferenciarse de él, lo que sí tengo claro es que hay canciones muy sencillas que se hacen muy grandes gracias a una buena actuación».

En la madrugada del lunes se sabrá quién o quiénes serán la opción de nuestro país para no pisar de puntillas el escenario de Eurovisión. Los espectadores emitirán su veredicto en dos vueltas. Primero, decidirán las tres favoritas; después, los marcadores se pondrán a cero para, entre la terna, elegir la que sea más votada. Si hay empate se sumarán los votos obtenidos por cada actuación en la primera y segunda votación y, en el caso de que haya otro empate, se abrirá otra ronda de votaciones.