Actualidad

Premios Emmy 2019: «Juego de Tronos» sigue reinando

Será la última vez que podremos ver la serie protagonizada por Kit Harington en la lista de los nominados

Será la última vez que podremos ver la serie protagonizada por Kit Harington en la lista de los nominados.

Por regla general, la lista de ganadores de los premios Emmy es al menos igual de impredecible que la de los Oscar, de entrada porque, dadas las complejas reglas de selección por las que se rige, incluso las selecciones de nominados suelen estar llenas de sorpresas. Sin embargo, sobre la gala que se celebrará dentro de unas horas hay algo que parece seguro: «Juego de Tronos» va a conseguir un montón de estatuillas.

Llega con nada menos que 32 nominaciones – en toda la historia de los galardones, ninguna otra ficción había conseguido tantos en un mismo año – y, pese a que su temporada final dejó insatisfechos a la mayoría de espectadores, sería increíblemente sorprendente si la Academia de Televisión de Estados Unidos no utiliza la ceremonia a modo de coronación final de una de sus series predilectas.

“Fleabag” se lleva el protagonismo en la noche de “Juego de Tronos”

De confirmarse, será una victoria del todo lógica, dada la importancia monumental de «Juego de Tronos» en la historia de la televisión; es, después de todo, uno de los últimos ejemplos del tipo de ficción televisiva capaz de reunir a millones de espectadores frente al televisor a la misma hora, semana a semana. De hecho, la niña bonita de HBO ya arrasó en los premios Emmy Creative, que rinden homenaje al talento detrás de la cámara: se marchó de la gala que se celebró el domingo pasado con 10 galardones bajo el brazo.

¿Podría alguna de las otras series nominadas en la categoría reina –Mejor Drama– arrebatarle el triunfo? Quizá 2 y que no solo cuenta las mismas cosas– que la gente corriente no somos más que peones en los juegos que enfrentan a los poderosos, y que los poderosos son seres terribles – sino que las cuenta mejor. Asimismo, sería bonito ver tocar el oro a «Better Call Saul», una de las perdedoras más consistentes en los Emmy en los últimos años – ha acumulado 32 nominaciones y ninguna victoria –; en cualquier caso, decimos, eso no va a pasar.

Por lo que respecta a la categoría de Mejor Comedia, cuenta entre sus candidatas con la ficción triunfadora del año pasado, «La maravillosa señora Maisel», aunque la máquina expendedora de chistes creada por Amy Sherman-Palladino se enfrenta a una misión casi imposible. La sátira política Veep, protagonizada por Julia Louis-Dreyfus, ganó el premio durante tres años consecutivos entre 2015 y 2017 y, tras permanecer en barbecho en 2018, vuelve a aspirar a él en una última ocasión.

Es probable que los votantes de la Academia sigan con ella el mismo razonamiento que con «Juego de Tronos» y le concedan una victoria de despedida. Eso deja prácticamente sin opciones a «Barry» y «Fleabag», pese a que sin duda son las más destacadas entre las nominadas.

Durante muchos años considerada menor, la categoría correspondiente a las miniseries –o, como las conocen allí, series limitadas– es este año un foco de calidad deslumbrante. Tanto «Fuga en Dannemora» –que ya se impuso a Heridas abiertas en la gala de los Globos de Oro– como «Fosse/Verdon» son candidatas robustísimas, aunque probablemente no tanto como «Chernobyl», que se las ha arreglado para erigirse en algo parecido a un fenómeno pese a ser una obra definitivamente oscura.

Lo cierto es que las quinielas parecen decantarse por «Así nos ven», la devastadora dramatización del caso de «Los Cinco de Central Park» dirigida por Ava Duvernay pero, a decir verdad, esta es quizá la única categoría de los Emmy de este año en la que el galardón podría ir a cualquiera de las candidatas.

Los actores favoritos

La Academia de televisión estadounidense concede tantos premios interpretativos que resulta imposible mencionarlos todos, así que centrémonos en la categoría considerada más prestigiosa. Emilia Clarke podría considerarse como la favorita para convertirse en la Mejor Actriz en una serie dramática de no ser por el flaco favor que los guionistas de «Juego de Tronos» le hicieron a su personaje en la temporada final.

Sea como sea, la pugna parece estar entre ella y Sandra Oh, que gracias a su extraordinario trabajo en la segunda temporada de «Killing Eve» podría convertirse en la primera mujer de ascendencia asiática en triunfar en llevarse el galardón.

Y algo parecido sucede entre los candidatos a Mejor Actor en una serie dramática. Kit Harington ha estado nominado en el pasado por «Juego de Tronos» y nunca ha ganado el premio aunque, reconózcase, sus habilidades interpretativas siempre han estado en tela de juicio. Quizá los académicos se hayan decantado por premiar el trabajo de Billy Porter de «Posse», quizá el más aclamado por la crítica. Además, su discurso de aceptación seguramente pondría el teatro patas arriba, y lo saben.

Te puede interesar:

Las “mejor” y “peor” vestidas de la gala de los Emmy

Los discursos más virales de la gala: del feminismo a la defensa de la comunidad trans