L'Albufera concentra 4.600 ejemplares de Pardela balear, un ave amenazada

El Parque Natural de L'Albufera concentra 4.600 ejemplares de Pardela balear, un ave estrictamente marina exclusiva del Mediterráneo occidental y catalogada en peligro de extinción.

Los ejemplares de esta especie se han localizado durante la segunda semana de diciembre en el litoral de El Perellonet y es previsible que su presencia se prolongue durante varias semanas, siempre que exista disponibilidad de alimento suficiente, han informado a EFE fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente.

Se trata de una de las especies de aves marinas más interesantes de nuestro litoral, estrictamente marina y globalmente amenazada, que pertenece a la familia de los Procelariformes y es exclusiva del Mediterráneo occidental.

Está incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, en la categoría de En Peligro de Extinción y, según las mismas fuentes, las únicas poblaciones de cría se localizan en las islas Baleares y apenas se superan las 2.000 parejas.

Este ave se desplaza hasta el Atlántico en primavera y regresa a final de verano a las zonas próximas a las localidades de reproducción, donde se concentra en determinadas zonas del litoral del Mediterráneo ibérico en busca de bancos de peces de los que alimentarse, antes de iniciar el periodo de cría a final de febrero.

Hasta hace unos años, esta pardela era considerada como una subespecie de la Pardela Mediterránea P.yelkouan, pero existieron criterios suficientes como para separarla en una especie diferente y en la actualidad se trata de una de las aves marinas más amenazadas y escasas del mundo.

Según la Conselleria, el litoral del Parque Natural de L'Albufera se configura como una de las mejores zonas de invernada en el Mediterráneo ibérico.

De hecho, en diciembre y enero pueden observarse las cifras más elevadas, con concentraciones que habitualmente superan las 2.000 aves alimentándose cerca de la orilla y con registros máximos que han llegado a pasar de los 10.000 individuos.

Estas concentraciones suponen el grueso de la población mundial de esta especie, de ahí la importancia del litoral como hábitat para garantizar su conservación.

Durante la invernada suele concentrarse desde el amanecer en puntos del litoral y muy cerca de la costa, próximos a las desembocaduras de las golas del Pujol, El Perelló y El Perellonet y también en zonas próximas al cabo de Cullera.

La presencia de esta especie en el tramo litoral del Parque Natural de L'Albufera justifica en gran medida la adopción de medidas de conservación aplicadas hasta la fecha.

Entre ellas, la inclusión del frente marítimo del Parque Natural de L'Albufera dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), que establece la Directiva Aves, o la consideración de este ámbito marino como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

Entre las principales amenazas para la especie se señalan molestias en los lugares de cría, el efecto negativo que ocasionan determinados predadores en las puestas, así como la muerte accidental en artes de pesca y los daños ocasionados por vertidos o la contaminación marina.

Las mismas fuentes han advertido de que el hecho de que una especie amenazada se concentre en unos pocos puntos hace que ésta sea mucho más vulnerable a posibles impactos o amenazas.