Una mantarraya gigante de 1.000 kilos en Perú

A primera vista esta playa podría ser el decorado de una película de ciencia ficción. Pero no, este gigantesco animal es real. Se trata de una mantarraya, una especie marina amenazada.

Un grupo de pescadores de la localidad peruana de Tumbes que faenaba cerca de la frontera con Ecuador descubrió que el gigante se había quedado atrapado en su red de pesca.

Tras la sorpresa inicial, decidieron llevarlo hasta la costa.

Erick Cruz, el más joven de la expedición, cuenta la odisea del grupo para regresar a casa.

Siete horas de travesía en las que el espécimen de más de 1.000 kilos de peso casi les hace naufragar.

Finalmente el barco y la enorme mantarraya llegaron a la playa. Allí, su carne fue vendida y su cabeza enterrada.

Aunque la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza no dispone de datos sobre el número de ejemplares de mantarrayas gigantes que quedan en el mundo, sí alerta sobre la dramática situación de amenaza que viven estos reyes del océano.