Granada, tierra soñada por mi...

Y con esta música de fondo recorramos el bajo Albayzin, la carrera del Darro, la Alcaicería, San Matías, Pavaneras, la Cuesta del Realejo y mucho más

Granada la descubrí a través de su canción. En nuestra casa de la Ciudad de México, los vinilos de Agustín Lara siempre estaban girando. Me la imaginaba imponente, pensaba que si parte de la canción era verdad, el día que la conociera lloraría de emoción. Tuve suerte y unos años más tarde caminé por sus calles, visité la Catedral y la Alhambra, pero nada más, no tuve tiempo de más. Como el destino es maravilloso, una amiga me dijo “un amigo mio de Granada está en Roma, os voy a conectar" Vivir en Roma y quedar a tomar un capuccino con alguien de Granada no tiene precio. Quedamos en La Panella, una cafetería muy agradable que está en la Vía Merulana, entre la Basílica de Santa María Maggiore y San Giovanni. Pepe Navarro es profesor de ingenieria de la Universidad de Granada. Me asombró su capacidad para impartir nada menos que esta especialidad a los romanos, cosa nada fácil. Hoy nos lleva de la mano por su ciudad. Por esos lugares de los que me habló en el encuentro en Italia y de los que se emocionaba al recordarlos.

Vista de la Alhambra y Sierra Nevada desde el barrio del AlbaicínPicasa | turgranada.esAlicia Romay

8:00 am. en alguno de los maravillosos alojamientos turísticos del bajo Albayzin, entre Carrera del Darro y San Juan de los Reyes, salgo y acompaño el curso del Darro; en 5 minutos él se esconde y yo me planto ante un palacio renacentista tardío, Palacio de la Chancillería que fue idea de los Reyes Católicos, quienes en 1505 decidieron trasladar la Audiencia desde Ciudad Real a Granada. Pero el edificio actual debió de construirse hacia 1530, en el reinado de Carlos V. El patio fue creación de Diego Siloé y su fachada está influenciada por el manierismo italiano. “Primer guiño de la ciudad a la madre de todas ellas, Italia-Roma. Detrás y de frente, en lo alto, el esplendor del pasado islámico”. seguimos por su recorrido favorito y nos dice “me adentro en la ciudad moderna desde la Gran Vía, en donde Cristóbal Colón, saludó a la Reina Isabel la Católica; fue aquí donde se decide y comienza el Descubrimiento de América que tantos quieren apadrinar. Aquí comienza la Historia del Nuevo Mundo” Una historia siempre presente

Bib RamblaPepe Navarro. Profesor Universidad de Granada Alicia Romay

La plaza Bib Rambla y la Catedral

Pepe dice que la heladería está muy cerca, que es “el helado hecho arte”, que tenemos que ir a Los Italianos, y frente a éstos, la calle Zacatín que discurre por La Alcaicería de Granada que era el antiguo zoco árabe, un entramado de calles estrechas que funcionaba como mercado donde se fabricaba y vendía la seda con múltiples fondas donde se alojaban los comerciantes que la visitaban. Se extendía desde Plaza Nueva hasta la plaza Bib-Rambla, en el núcleo de la medina islámica, y sus casas-muro la protegían a modo de ciudadela. Hoy se puede encontrar en ella numerosas tiendas de recuerdos y artesanía granadina, como la popular loza de Fajalauza o la incrustación de madera o taracea .No dejen de visitar el Museo Guerrero y la última planta para contemplar un espacio único y casi perfecto que nos dejó A. Torrecillas….

Portada hacia la CatedralPepe Navarro. Profesor Universidad de Granada

La calle Zacatín llega a la Plaza Bib Rambla, pequeña y perfecta como antesala de la Catedral, desde la que se puede tocar la mole inmensa de la torre campanario. Recién regada la plaza iremos por el periódico y tomaremos unos churros con chocolate en la Churrería Alhambra. Pequeños placeres servidos por José y su equipo.

Este año, la 69 edición del festival de Granada (del 25 de Junio al 26 de Julio) se abrirá con el Réquiem de Mozart , a cargo de la Orquesta y coro Ciudad de Granada en la Catedral, como homenaje a las víctimas de la pandemia COVID19. La recaudación irá destinada a Caritas y al Banco de Alimentos. Las entradas de pueden conseguir a través de la web oficial del Festival.

Y seguimos de paseo, a pocos metros y tras el Palacio Arzobispal que es un edificio de principios del siglo XVII y que anteriormente se trataba de un conjunto de casas moriscas que fueron acondicionadas y reedificadas como domicilio del Arzobispo y que la obra fue dirigida por Ambrosio de Vico que la dotó de un estilo palaciego y la restauración la finalizó en 1613, destaca su patio toscano. La fachada es obra de Juan Pugnaire. Originalmente tenía su entrada por la plaza Bib-Rambla), y aquí tenemos la explanada ante la Catedral de Siloé y su pavimentación de losas de piedra. Monumental, majestuosa, aplastante; si grande es el exterior, dentro es blanco enorme. Una catedral al estilo Romano, un gran arco triunfal.

SAN JERÓNIMO

Seguimos el paseo y bordeando la Catedral, a la izquierda, encaramos la calle San Jerónimo, hacia el Monasterio homónimo. Disfrutad de iglesias, placetas, conventos, colegios mayores, conservatorio, y mucha luz que discurre por esa calle como por un amplio circuito, hasta llegar al Compás desde rector López Argüeta, donde cruzas la portada de piedra callada y discreta que invita al paseo de 50 metros más delicioso de la ciudad. Estamos ante la Iglesia- Monasterio-Convento de San Jerónimo en plena ciudad y parece otro mundo. Pasen y disfruten.

San Jerónimo. GranadaPepe Navarro Profesor de Universidad Granada

Por callejuelas y vericuetos

En la Vespa 125 negra, por callejuelas y vericuetos, nos dirigimos a la calle San Matías y caminamos por la calle Pavaneras y las plazas del Padre Suárez, de los Girones, de Fortuny hasta el Campo del Príncipe y subimos la cuesta del Realejo junto a la tapia del Convento de Santa Catalina, uno de los más antiguos de la ciudad (año 1.540) Granada es ya una ciudad cristiana y se encuentra en plena reconstrucción y acondicionamiento. Los Reyes Católicos premiaron a Hernando de Zafra, su secretario personal, con la cesión de unos terrenos y casas moriscas de antiguos nobles nazaríes. A su muerte, sería su viuda quien financiara la construcción de un monasterio sobre la disposición de dichas casas, para lo cual se toma la decisión de mantener parte de su estructura como dependencias y unir éstas mediante patios....

Rincones mágicos

Subimos entre cármenes por rincones mágicos que, por ahora, casi se escapan de la masa turista, para llegar hasta Torres Bermejas, primeras construcciones del conjunto Alhambra, la joya de la ciudad y obra cumbre de la arquitectura y el urbanismo árabes. Constituyen una fortaleza militar enclavada sobre la colina del Mauror, que ocupa el lugar de primitivas construcciones. Fue una defensa independiente de las de la Alhambra hasta que, durante el siglo XIV, se enlazó con ésta mediante un lienzo de muralla. Las torres, que ofrecen una vista privilegiada, la ciudad al Sur y la Alcazaba al Norte, formaban parte del primitivo sistema defensivo de la antigua judería. Pasando por la Fundación Rodríguez Acosta, paramos en el Hotel Alhambra Palace. Es obligatorio, por cansancio, sed y por su panorámica, un aperitivo en la terraza del hotel. Simplemente magnífico.

Por la Alhambra

Camino por los entornos de la Alhambra, bosque, agua, naturaleza y murallas a poniente, puertas y torres magníficas -Siete Suelos-, Pilar de Carlos V y Puerta de la Justicia. Entrar en la Alhambra por cualquiera de sus accesos es entrar en la magia absoluta. Lo dejo para otro paseo exclusivo.

Bordeando la muralla, llegamos a la esquina sur de la medina en la Torre del Agua. Restaurante La Mimbre. Hora del almuerzo. Entre árboles y pegado a los recuerdos de tantos buenos momentos con familia y amigos.

Cuesta de los Chinos

Terminada la sobremesa, propongo rebajar el almuerzo en la terraza del Parador de San Francisco, en donde el sol de la tarde es sombreado por la naturaleza, para el disfrute de vista y de un gintonic fresquito.

Pepe sigue con su paseo, pero nos dice algo que debemos prestar atención "Después de disfrutar la visita por la Alhambra, nos disponemos a descubrir el lugar - en mi opinión- más bonito del mundo. Aquí se concentra el universo; como en la bóveda del Panteón de M AGRIPA LF COS TERTIUM FECIT; ilimitada, inabarcable, poderosa. El descenso hacia el río Darro, es simplemente inolvidable; de un lado, las murallas y las torres palacio de la cara a levante de la fortaleza nazarita, más vegetación y agua, mucha agua; al otro, las huertas del Generalife, caminando por un suelo blando, de arcilla, de tierra, de aquí; y enfrente, el Albayzín. Absolutamente todo, naturaleza y hombre, se ha puesto de acuerdo, en perfecta armonía y respeto, para hacer de este paraje algo inusual e increíble. Sin duda mi lugar favorito en el mundo.

Estoy exhausta, emocionada y felíz. Patear así Granada es más que un privilegio.