El placer de surcar las islas Canarias en un velero «deluxe»

El patrón Juanvi propone visitar lugares secretos de imposible acceso por tierra como la playa de Güigüi

  • Una imagen del barco de Juanvi durante una de las rutas que organiza a diario para los turistas
    Una imagen del barco de Juanvi durante una de las rutas que organiza a diario para los turistas

Tiempo de lectura 2 min.

15 de junio de 2018. 08:03h

Comentada
Á. N. L. .  15/6/2018

Enumerar las maravillas de Canarias resulta innecesario. Calor y buena gastronomía son sus mejores alicientes. Bien lo saben propios y extraños. Pero el archipiélago siempre esconde pequeñas joyas que quienes se han enamorado ya de estas islas descubren en cada viaje. Una de estas perlas es la que ofrece Juanvi, un ingeniero amante de los barcos que hace unos años decidió trasladarse a Gran Canaria y dedicarse por completo a su pasión: navegar. Ahora, los visitantes se lo rifan para conocer su velero y raro es el día que no sale al mar con una decena de turistas. El viaje (www.veleroaventura.com) suele durar unas siete horas, desde que él mismo recoge en su furgoneta y lleva hasta el puerto a sus invitados. Uno de los principales y más exquisitos destinos de la ruta marítima es la playa de Güigüi, la cual es de difícil acceso desde tierra. Algunos se atreven a escalar durante tres horas la zona entre Tasartico y La Aldea para llegar a este punto, pero el acceso en el barco de Juanvi es mucho más espectacular. Además, en el trayecto por mar se pueden avistar delfines y tortugas. A medio día se hace parada en alta mar para tomar el aperitivo, que Juanvi adereza con esmero y a la hora de comer, si el tiempo acompaña, él mismo prepara una paella valenciana en la playa de Güigüi o en una pequeña cala llena de peces en La Punta del Cerrillo. Aquellos que estén pensando que tanto exotismo puede ser contraproducente para el bolsillo que no se engañen: la ruta diaria es de 95 euros por persona y alquilar el barco entero para grupos y familias, 600 euros. A bordo lo máximo suelen ser ocho personas que durante el trayecto pueden disfrutar tomando el sol o avistando animales marinos, todo ello maridado con un buen vino. Además, para los más intrépidos Juanvi también organiza viajes semanales en los que se dirige a la isla que los clientes deseen, aunque él siempre recomienda ir hacia el oeste para visitar La Palma o El Hierro y de camino hacer una parada en Tenerife o en la Gomera. Si se opta por navegar hacia el este, el destino es Fuerteventura junto con el islote de Lobos, donde están las playas más espectaculares de Canarias. «En los viajes de una semana hay cientos de parajes por visitar, como lo impresionante que resulta avistar las islas a medida que nos acercamos, ya que al ser tan altas es asombroso ver como suben los macizos de más de 2.000 m de altura, sobretodo el Teide de camino a Tenerife», subraya el patrón. El precio de estos viajes con todo incluido rondan los 900 euros la semana entera. «Llevo realizando la actividad casi seis años y lo que más me gusta es que trabajo al aire libre. Como soy ingeniero sé lo que supone trabajar en obra y en oficina. La libertad que me da el mar, la gran cantidad de vida animal en el mar de Canarias, el buen clima que me ofrecen las islas y lo interesante que resulta conocer gente de todo el mundo a diario es lo mejor de este trabajo», sentencia Juanvi.

Últimas noticias