• 1
Tecnología
Tecnología / 30/11/2016 11:14

Realidad virtual: Cada vez más real y menos virtual

La llegada al mercado de las Daydream, las gafas de realidad virtual de Google, dan un golpe sobre la mesa a la tecnología. ¿Qué nos espera en los próximos meses?

Juan Scaliter.  | .
Realidad virtual: Cada vez más real y menos virtual

Este viernes comenzaron a salir a la venta las primeras gafas de realidad virtual marca Google en algunos países. Pronto llegarán a España y las podremos probar, pero ahora mismo ya hay mucho que sabemos. Su diseño es mucho más «humano» que el de otros ejemplos de la competencia: tela, materiales cálidos y flexibles. De hecho son un 30% más livianas que las de la competencia. Al igual que otras están, a priori, diseñadas específicamente para móviles compatibles, en este caso el nuevo smartphone Pixel, pero en breve Huawei, LG, Xiaomi, ZTE y Asus (entre otras) han comprometido sus diseños para que sean compatibles con las Daydream.

En el uso, los de California se han esmerado y han resuelto los problemas de los pioneros: es fácil acceder al programa y la interfaz es muy efectiva. Tienen a su disposición un gran contenido, ayudado por el sistema Android, hijo de Google, y por aplicaciones como Maps, Street View o Photos. Si a ello se le une que ya han ideado centenares de contenido propio en YouTube y que cada vez hay más juegos, la oferta es enorme en número y amplia en gustos.

Incorpora un mando que permite desplazarse por la acción, utilizarlo como arma en los juegos «shooter» y escribir mensajes en redes sociales. Su mayor ventaja es que permite posicionarse claramente en el espacio, algo que hasta ahora era complejo en escenarios virtuales y producía cansancio y mareo. La experiencia es más activa que hasta hace poco tiempo. Y el sonido presenta una notable calidad: más envolvente y menos invasivo.

Todavía no se sabe cuándo llegará a España y en qué momento habrá otros móviles compatibles. Mínimo habrá que esperar hasta inicios de 2017. O viajar a EE UU y hacerse con un Pixel y un Daydream, este último a un competitivo precio de unos 80 euros.

Las que sí hemos probado y durante un mes, han sido las Gear VR, de Samsung. Y allí hay varias claves interesantes que podríamos esperar que tenga o mejoren las Daydream. Su diseño es lo suficientemente liviano para no molestar, pero dan cierta apariencia de fragilidad, sobre todo el protector de la carcasa donde se ubica el smartphone... que no necesariamente tiene que ser de los últimos modelos de Samsung. Clave de hackeo: si se conecta el teléfono a las gafas, por medio del conector USB C o Micro USB, pero no se cierra del todo la cubierta, es posible ver el contenido virtual en otros smartphones, siempre que tengan un sistema operativo Android y permitan la descarga de la aplicación. La desventaja: hay que mantener la mano en la cubierta para que el teléfono no se caiga con el movimiento.

Una película en la luna

En cuanto a su uso, es fácil e intuitivo. El «trackpad» del lateral es sencillo de usar y muy útil para navegar. Las teclas de volumen e inicio son muy accesibles y el catálogo de juegos y aplicaciones es muy amplio. Resulta increíble ver una película sentado directamente en la Luna...o en un cine para los más tradicionales. Pero, a nuestro juicio, sin duda donde mejor se saca provecho de esta tecnología es en la educación. Samsung tiene una importante implicación en este área y ha desarrollado un software específico para docentes que les permite ver lo mismo que cada uno de sus alumnos, por medio de una tablet. La idea es sencilla de aplicar y su descarga es gratuita... siempre y cuando uno sea profesor. Y ése es el lugar en el que falla en gran medida la tecnología de realidad virtual. Somos seres sociales y necesitamos la interacción con otros. Si pudiéramos interactuar en un mundo virtual o al menos ver lo que hacen otros en tiempo real, se rompería esa barrera de aislamiento tan característica de este universo ciberimaginario. Las Samsung tienen esta tecnología (no disponible para todos desafortunadamente)... la tendrán las Daydream de Google? ¿Y qué hay de la competencia?

A la espera de microsoft

Microsoft será el próximo en lanzarse al mercado de la realidad virtual el año que viene, con sus propias gafas (o casi, ya que se ha asociado con Dell, HP, Lenovo, Acer y Asus). Se sabe muy poco aún, pero sí que tendrán sensores que permitirán responder al movimiento de los usuarios (eliminando así la necesidad de cámaras externas) y que obviamente serán compatibles con Windows 10. Lo que todos esperamos es que se conviertan en un recurso que permita que la Xbox vuelva a competir de tú a tú con la PS4 y que los Lumia también sean un recurso más explotado en este sentido: la compatabilidad de dispositivos está allí, pero parece que no la han explotado adecuadamente por una razón desconocida.

Finalmente el último contendiente es Apple. Fiel a su política habitual, espera que otros se lancen a la piscina para ver cómo está el agua. La marca de la manzana siempre ha asegurado que le interesa más la realidad aumentada, pero... al igual que Samsung cada vez está más implicada en educación, con iTunes University, Swifty o colaboraciones con genios como Edward O. Wilson y su magnífica biblia biológica Life on Earth, todas ellas opciones gratuitas. Y sería muy raro que dejara pasar la oportunidad de recurrir a una tecnología como esta en el campo de la formación. Pero para ello habrá que esperar al menos hasta 2018. Y en ese momento la competencia será aún más dura.

 DESTACADOS
 TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
LO + VISTO
BLOGOSFERA
ADEMÁS EN LA WEB