Maduro: Trump deja campo minado entre Venezuela y EEUU

Nicolás Maduro expresó sus ganas de trabajar en una relación de respeto con el próximo gobierno de Joe Biden y afirmando que Donald Trump dejó un campo minado entre Washington y Caracas

A man pushes his car that ran out of gas as people wearing protective face masks as a precaution against the spread of the new coronavirus, walk past a mural with a message that reads in Spanish: " No more Trump" in Caracas, Venezuela, Sunday, Nov. 8, 2020. Venezuelan President Nicolas Maduro has sent a congratulatory message to U.S. President-elect Joe Biden who won the U.S. presidential election, defeating incumbent Donald Trump. (AP Photo/Matias Delacroix)Matias DelacroixAP

(AP). El presidente Nicolás Maduro expresó el domingo que aspira lograr mediante el diálogo una relación de respeto con el próximo gobierno de Joe Biden y afirmó que Donald Trump deja un campo minado entre Washington y Caracas que podría quedar en el olvido si Biden honra su compromiso con los electores que votaron esperanzados con que lidere un gran cambio.

“Donald Trump deja un campo minado entre el gobierno de Estados Unidos y Venezuela”, dijo Maduro en un acto de gobierno televisado. “Pero Venezuela aquí está siempre dispuesta al diálogo a la cooperación, al entendimiento”.

Añadió que espera que el “poderoso movimiento de opinión pública, diverso, que se levantó con fuerza” en Estados Unidos, abone el camino del cambio.

“Ayer Joe Biden reconoció en su discurso de victoria, reconoció la diversidad de la coalición que lo hizo presidente de Estados Unidos”, aseveró.

“No ha ganado el Partido Demócrata, ha perdido Donald Trump; y Joe Biden ha recibido el voto de esperanza de una inmensa mayoría de estadounidenses que quieren cambios en Estados Unidos y cambios en el mundo, y se acabe el intervencionismo en los países de América Latina y se acabe el hegemonismo de Estados Unidos, tratando de ser el gobierno del mundo”, apuntó.

Maduro, cauteloso, expresó que en todo caso “no nos llamemos a engaño”.

Maduro ha dicho en repetidas ocasiones que para su gobierno era indiferente quién ganara las elecciones en Estados Unidos, por considerar que demócratas y republicanos obran de igual manera contra Venezuela y cualquier otro país que sea independiente de la política exterior estadounidense.

En ese sentido, el mandatario recordó que fue Barack Obama, quien en marzo 2015 ordenó congelar bienes a siete funcionarios venezolanos en territorio estadounidense tras declarar al país sudamericano como amenaza “inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos. Biden fue el vicepresidente de Obama.

El gobernante sudamericano también comentó que Obama encarnó la esperanza, que al ser el primer afroamericano elegido presidente impulsara un gran cambio, pero acabó haciendo “apenas unas pequeñas reformas”.

“Barack Obama gobernó ocho años y no hubo ningún cambio dentro de Estados Unidos, significativo; siguieron expulsando a latinos, siguieron discriminando a los negros, siguió creciendo la tendencia de la pobreza y en el mundo todo siguió igual”, incluidos golpes de Estado en Paraguay y Honduras que, asegura, fueron orquestados por Washington.

El gobierno de Maduro, que rompió relaciones con Estados Unidos el año pasado, ha acusado insistentemente a Washington de impulsar planes para desestabilizar a su gobierno y forzar su derrocamiento. Estados Unidos ha rechazado esos señalamientos.

Maduro además se mofó de Juan Guaidó, afirmando que el dirigente opositor venezolano no tardó en felicitar a Biden, pese a que contó con el contundente respaldo de Trump en sus esfuerzos por desalojarlo del poder.

“Me dio pena ajena, me dolió por Trump”, ironizó Maduro, resaltando que apenas los medios estadounidenses declararon ganador a Biden, “Juan Guaidó abandonó a Donald Trump”.

Maduro no mencionó que, en su escrito, Guaidó también agradeció a Trump y al vicepresidente Mike Pence por “su firmeza y determinación en enfrentar a la dictadura de Maduro”.

Guaidó, quien como presidente de la Asamblea Nacional - controlada por una abrumadora mayoría opositora-- se declaró presidente interino en 2019 en desafío a Maduro, y fue reconocido por Estados Unidos y más de 60 países que consideraron que Maduro fue reelecto en unos comicios fraudulentos en mayo del 2018.

“Sabemos que la causa por la libertad y la democracia en Venezuela, cuenta con el apoyo bipartidista en Estados Unidos”, acotó Guaidó en un comunicado divulgado a través de su cuenta de Twitter.