El cambio que no despega

Integrantes del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía
Integrantes del Consejo de Gobierno de la Junta de AndalucíaManuel Olmedo

¿A quién beneficia la foto fija que muestra el segundo Barómetro de Opinión Pública de Andalucía?

La gran política, en general, está hecha de opuestos indudables que en España, y por ende en Andalucía, se rotulan como la izquierda y la derecha. De acuerdo a los datos del Barómetro elaborado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra), dependiente de la Consejería de la Presidencia de la Junta, la suma de uno de esos bloques, el de PP, Ciudadanos y Vox, lograría el 51,2% de los votos en unas hipotéticas elecciones autonómicas, lo que supone algo más de un punto porcentual respecto a los comicios reales del pasado 2 de diciembre (2D). En cuanto a la izquierda, PSOE-A y Adelante Andalucía, lograría el 43,35%, lo que implicaría casi un punto menos que el 2D.

¿Qué dice el sondeo respecto a los dos integrantes del Ejecutivo regional, PP /Ciudadanos, y a su apoyo externo, Vox?

A la luz de lo reflejado en el estudio del Centra, los populares han rentabilizado su presencia en la Junta y han acortado distancias con los socialistas, aunque en este Barómetro baja mínimamente su respaldo respecto al publicado el pasado verano. No exhibe la misma fuerza el socio de gobierno, Cs, inmerso en una catársis nacional, al que Vox arrebata la tercera posición en intención de voto, al duplicar sus apoyos en seis meses. Parece haber acertado en su estrategia de no formar parte del Ejecutivo y permanecer en la oposición.

¿Debe celebrar los resultados el PSOE andaluz?

Vencerían de nuevo en el futurible combate electoral, pero los socialistas no podrían recuperar el poder. Además su líder, Susana Díaz, se ha desplomado en un año en la tabla de valoración, lo que da pie a reavivar el fantasma de su relevo al frente del partido. Sobre todo, porque los andaluces perciben al PSOE como la fuerza que mejor puede resolver los problemas de España, pero no así los de la comunidad autónoma.

¿Tiene que tomar nota de algo el Gobierno del cambio?

Aunque la derecha podría volver a guiar la Junta, la encuesta se elaboró tras la dura sentencia del «caso ERE» y antes de los acuerdos de investidura de Pedro Sánchez, es decir, en un clima beneficioso para los partidos que lo integran. Además, mientras el 30,6% responde que calificarían de buena o muy buena la gestión de la Junta, el 39,1% la cree mala o muy mala.