Niños con discapacidad mejorarán sus competencias digitales y su autonomía gracias a Unión Romaní

El programa ‘Conéctate a la Escuela’ arranca este lunes en Sevilla

Una menor participa en un ejercicio de "Conéctate a la Escuela"
Una menor participa en un ejercicio de "Conéctate a la Escuela"a

Unión Romaní pone en marcha a partir de este lunes 20 de enero una nueva edición de su programa ‘Conéctate a la Escuela’, cuyo objetivo primordial es la mejora de las competencias digitales y la autonomía en niños y niñas con necesidades educativas especiales derivadas de algún tipo de discapacidad.

La iniciativa, que está financiada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, se desarrollará en los colegios Virgen de la Esperanza, situado en el barrio sevillano de La Corza, y Nuestra Señora de las Cruces, ubicado en el municipio de Don Benito (Badajoz), ambos catalogados como Centros Específicos de Educación Especial.

En total está previsto que se atienda a 67 alumnos y alumnas de entre 6 y 21 años, parte de ellos de etnia gitana, hasta que finalice el curso escolar. Todos presentan distintos grados de discapacidad intelectual y/o física, trastorno del espectro autista, parálisis cerebral, síndrome de down o retraso madurativo.

Mediante el uso de la tecnología se pretende favorecer el acceso de estas personas a información actualizada, comunicación inmediata con los demás y nuevas formas de aprendizaje que faciliten su desarrollo integral, pero sobre todo se busca estimular su estado cognitivo, promover su adaptación al entorno y potenciar su autonomía y sus capacidades. Además, se prestará atención a las necesidades educativas específicas y a la situación de desventaja social y/o cultural que puedan tener.

Para ello, se han planificado diversas actividades que van desde el refuerzo educativo interactivo hasta la formación en el uso responsable de aplicaciones TICs , pasando por los recursos del proyecto Azahar, los juegos didácticos virtuales, la creación de un blog y la realización de videoconferencias, entre otras.

Igualmente, los técnicos de Unión Romaní desarrollarán acciones y talleres formativos con las familias ya que su implicación en la escuela y sus conocimientos sobre tecnologías accesibles influyen en el rendimiento educativo y la inserción social de sus hijos e hijas. También se apoyará a los centros en su labor de crear y adaptar los diferentes materiales, instrumentos y recursos a las necesidades de estos niños y niñas, así como en la búsqueda y aplicación de programas informáticos educativos adecuados a las diferentes discapacidades.

En definitiva, se trata de un proyecto que persigue dar continuidad a la tarea realizada durante cinco años por esta entidad optimizando los recursos que las Tecnologías de la Información y la Comunicación ofrecen para atender las carencias detectadas en el alumnado con necesidades educativas especiales, dotándolo de herramientas, recursos y conocimientos que faciliten su desarrollo académico, personal y social.

El C.E.E.E. Virgen de la Esperanza se convirtió en 2012 en el primero específico de educación especial reconocido como Comunidad de Aprendizaje. Asisten a él personas procedentes en su mayoría de zonas desfavorecidas de Sevilla y su provincia, con un elevado índice de exclusión social.

En cuanto al C.E.E.E. Nuestra Señora de las Cruces, es un centro concertado con la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, siendo la Asociación Privada sin ánimo de lucro Plena Inclusión Don Benito, la que ostenta su titularidad. Dispone de 3 unidades de Programas de Transición para la Vida Adulta, en las que atiende no solo a las personas del municipio dombenitense sino también a las procedentes de las comarcas de Vegas Altas y la Serena.

La colaboración constante de estos dos centros facilita en gran medida la labor que Unión Romaní desarrolla en cada edición de este programa como organización no gubernamental de carácter no lucrativo, aseguran desde la entidad a través de una nota.