Unas obras de una plaza de Granada sacan a la luz una villa romana de alto valor

La nueva excavación ha permitido descubrir un edificio de algunos de los personajes de la aristocracia urbana de la ciudad de Iliberis

Vista aérea de una parte del área metropolitana de Granada
Vista aérea de una parte del área metropolitana de Granada JUNTA DE ANDALUCÍA

La excavación que se lleva a cabo en la plaza Poeta Rafael Guillén de Granada ha sacado a la luz una villa romana, de los siglos II al IV después de Cristo, “de un alto valor científico”.

El concejal de Urbanismo, Luis González, junto al delegado de Fomento y Cultura de la Junta de Andalucía, Antonio Granados, ha explicado este martes que los trabajos arqueológicos cuentan con un plazo de ejecución de dos meses y que la intervención se desarrolla en una superficie de un total de 878,35 metros cuadrados y una profundidad de entre 1,10 y 1,89 metros.

La actuación se enmarca dentro del proyecto impulsado por el Ayuntamiento para la construcción de un parque en el terreno aledaño al yacimiento de 1.700 metros cuadrados.

Granados ha destacado la línea de “colaboración absoluta” del Gobierno andaluz con la actual corporación, convencido de que culminarán un proyecto de una gran plaza, en la que se podrán observar los vestigios de la España romana y la Granada visigoda con enterramientos.

Una vez concluida la excavación, a la espera del informe preliminar del equipo técnico arqueológico, el Ayuntamiento proyecta el desarrollo y planificación en torno a 1.700 metros cuadrados de la plaza Poeta Rafael Guillén.

Las estructuras constructivas localizadas en el yacimiento se circunscriben al sector noroccidental del emplazamiento, por lo que, salvaguardando los restos actualmente descubiertos y su articulación funcional, la futura plaza pública podrá desarrollarse sobre esa superficie de 1.700 metros cuadrados.

Con la segunda intervención arqueológica, que arrancó en enero pasado, el Consistorio complementa la información extraída en una primera fase iniciada en 2018, sobre los restos arqueológicos hallados en 1991.

La nueva excavación ha permitido descubrir un edificio de algunos de los personajes de la aristocracia urbana de la ciudad de Iliberis, con un ninfeo, de 15 metros de longitud por 6 de ancho, en torno a una galería porticada, un tricliniumn y un elemento subterráneo que puede ser un cristopórtico, ha informado el Ayuntamiento.