Salud admite que la Atención Primaria está colapsada en Andalucía

El delegado territorial del ramo en Málaga, Carlos Bautista, pide perdón por las colas en las puertas de los ambulatorios

El delegado territorial de Salud y Familias en Málaga, Carlos Bautista, ha dicho que “es verdad” que la Atención Primaria está colapsada y ha pedido perdón por las colas en las puertas de los centros de salud, aunque ha destacado “el esfuerzo” y la inversión que ha realizado el Gobierno andaluz en la sanidad pública desde que llegó a la Junta y en especial en la pandemia por el coronavirus.

En declaraciones a los periodistas tras una rueda de prensa, Bautista ha indicado que los médicos “deben sentirse valorados, si son objetivos, ahora más que nunca”; aunque ha considerado que “están agotados, porque las circunstancias de la pandemia no ha obligado en los centros de salud a tener lejos a los pacientes y a nosotros nos gusta explorar, sentirlos, escucharlos”.

Respecto a las críticas de sindicatos y colectivos sanitarios, que apuntaron la posibilidad incluso de una huelga o paros, el delegado ha expresado que están quejándose “con toda la razón” o amenazando con huelga; “y qué vamos a hacer, no tenemos soluciones milagrosas, lo único que tenemos es, como siempre -los profesionales sanitarios hemos trabajado vocacionalmente-, que no nos queda otra que seguir trabajando en unas condiciones muy duras”, ha asegurado.

“Estoy seguro de que van a tener un trabajo vocacional, tienen todo el derecho a quejarse, son personas, tienen familias también, están agotados, pero son trabajadores, vocacionales”, ha afirmado Bautista sobre los médicos y enfermeros, señalando que como delegado respetará la decisión que tomen sobre una posible huelga, aunque ha considerado que “son profesionales como la copa de un pino y creo que van a actuar con mucha responsabilidad independientemente de que son sus derechos”.

Ha señalado que “algo en lo que no nos hemos equivocado es que los centros sanitarios eran donde se contagiaba la población y no hemos querido tener más contagios de los que ya tenemos”, por lo que ha justificado la atención telefónica. En este sentido, ha dicho que le consta que se están reforzando los call centers “para que Salud Responde sea más resolutiva; y es que se ha saturado todo, se ha disparado todo”.

Ha reiterado que los resultados en Andalucía “son tremendos pero mucho mejores que en otras comunidades y eso es gracias al trabajo que hacen nuestros agotados médicos y enfermeros de familia”. Ha aseverado que “la Primaria se ha llevado el gran esfuerzo y esas notas de Basta Ya y Sindicato Médico tienen toda la razón del mundo, pero también tienen que reconocer el esfuerzo de esta administración para mejorar accesos, duplicar UCI y reforzar urgencias”.

Así, ha incidido en que “nunca en la historia de esta tierra se había invertido tanto en sanidad pública”, en infraestructuras y en contrataciones, recordando que este Gobierno andaluz “ha sido el primero casi en 40 años que ha retirado la dedicación exclusiva, la actualización de los niveles retributivos es una realidad, se ha hecho un esfuerzo brutal de contratación, no existe bolsa de empleo, no hay sanitarios disponibles, con lo que están todos contratados”.

Además, ha dicho que “ha desaparecido las citas de un minuto en un minuto y de cinco en cinco minutos”, aunque ha admitido que “tenemos que mejorar mucho e indudablemente dar gracias a los profesionales”; así como “seguir trabajando” en la Atención Primaria. “Yo rezo todos los días porque la pandemia se acabe, llegue el tratamiento, la inmunidad de la población sea grande y volvamos a una situación más normal que nos permita seguir trabajando”, ha afirmado.

“Les pido que tengan fe, que la pandemia no va a poder con nosotros ni con ellos”, ha señalado a los profesionales sanitarios, recordando que estos “se fueron con los otros gobiernos y ahora están volviendo a Andalucía” y que encontraron “ofertas públicas de empleo y traslados sin resolver desde 2014, eso significa que hemos hecho un esfuerzo enorme y esperamos que en este otoño se van a resolver, por eso los contratos se hacen hasta final de este año”.

“Bastante cosas bien estamos haciendo, ahora, que hay que mejorar, pues sí”, ha apostillado, apuntando que “hay tanto positivo porque los encontramos y eso es bueno”. Además, ha augurado que habrá más olas, “cada vez más pequeñas”, insistiendo en las medidas de seguridad y en “no normalizar la pandemia, por favor, tratemos de luchar a muerte contra ella y vamos a minimizar daños”.

Ha señalado que ahora vienen otros test similares a los PCR “y ya no hacen falta más robot, sino enfermeros o médicos haciendo test tan fiables y con un resultado inmediato”. Así, ha explicado que se dejarán los robot y PCR para los ingresados en hospitales y ha indicado que las pruebas están avanzando “muchísimo y tenemos una batería tremenda, lo que nos va a dar un respiro tremendo”.