Colas con distancia social para contemplar al Gran Poder

Se ha sustituido el besamanos programado para estos días por el IV centenario debido a la pandemia de la Covid-19

La plaza de San Lorenzo registra desde primeras horas de la mañana colas de público, con distancia social entre las personas que la integran, para ver la sagrada imagen del Señor del Gran Poder, que está expuesto a la veneración de los fieles en el presbiterio de la Basílica, en sustitución del devoto besamanos programado para estos días por el IV centenario debido a la pandemia de la Covid-19.

Para ello, la hermandad ha habilitado que estos días la Basílica permanezca abierta de manera ininterrumpida desde las 8,00 horas de la mañana hasta las 21,00 horas, momento en el que se celebrará una misa ante la imagen del Gran Poder, informa la corporación de la Madrugá en un comunicado en su página web, consultada por Europa Press.

La celebración de este acto de veneración se realizará “de tal manera que se puedan cumplir todas las medidas de seguridad derivadas de la actual situación de pandemia”, en especial, en lo que se refiere al distanciamiento social, protección e higiene, “tanto en el discurrir ante el Señor en la Basílica como en los recorridos de acceso” al presbiterio y de salida del templo, “como en las eventuales colas que se guarden en el exterior”.

La imagen del Señor presidía este jueves una misa pontifical en la plaza de San Lorenzo con motivo del cuarto centenario de su talla, que realizó el imaginero Juan de Mesa, que contó con la presencia, entre otros, del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; la consejera de Cultura y Patrimonio, Patricia del Pozo; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el delegado municipal de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Francisco Vélez.

El Ayuntamiento activó un dispositivo especial de seguridad y limpieza para velar por el normal desarrollo del acto y evitar la aglomeración de público en el entorno. El operativo prestó especial atención al cumplimiento del aforo establecido y para ello, desde las 18,00 horas, se llevaron a cabo restricciones al tráfico de vehículos y al tránsito peatonal en varias calles ubicadas en toda la zona perimetral de la plaza, con el objetivo de garantizar el cumplimiento del aforo establecido, 300 personas, que asistieron previa invitación por parte de la hermandad.