“Decir no a los presupuestos andaluces es obligar a que muchos comerciantes tengan que echar la persiana”, señala Bendodo

Reclama al Ejecutivo de Sánchez que complemente con otros 215 millones las ayudas directas de la Junta al sector del comercio y la hostelería

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha advertido de que decir ‘no’ a los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2021 es “obligar a que muchos comerciantes tengan que echar la persiana”, por lo que ha pedido tanto a Vox, socio parlamentario del Gobierno andaluz, como al conjunto de los grupos políticos que hagan una reflexión al respecto.

Durante su intervención en la visita de este sábado a las obras de adaptación del Hospital de Alta Resolución de Estepona (Málaga), el consejero del ramo ha reclamado “sensatez” y ha asegurado que “nadie entendería” que Andalucía no cuente con un presupuesto para el próximo año, unas cuentas que suponen “una herramienta contra el COVID-19 desde el punto de vista sanitario, económico y social”.

Así, tras recordar que la partida de la Junta para 2021 es un “presupuesto récord” en inversiones en infraestructuras sanitarias, así como en el marco educativo, ha insistido en que estas cuentas “no merecen ningún voto en contra”, sino que deberían ser aprobadas por la unanimidad.

En palabras del también portavoz del Ejecutivo andaluz, el rechazo a los presupuestos supondría “decir no al aumento en sanidad, educación y servicios sociales; decir no al Plan de Rescate de autónomos, pymes, comercios e industria; y obligar a que muchoscomerciantes tengan que echar la persiana”.

En relación con el citado Plan de Rescate, Bendodo ha subrayado la importancia del mismo, incidiendo en que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha puesto sobre la mesa una partida de más de 650 millones, de los que 215 irían destinados a ayudas directas, 350 millones para avales, con un periodo de carencia que podría llegar hasta los 18 meses, y 94 millones para ayudas indirectas, entre ellas, deducción de impuestos.

Este plan, que pretende ayudar a los sectores más afectados por esta crisis, incluye una parte de ayudas que se harán efectivas con partidas del actual presupuesto y llegarán a los empresarios antes de que acabe el año; mientras que otra parte tendrá que vehicularse a través del Presupuesto del 2021.

Por ello, el consejero ha insistido en la importancia de que esteas cuentas salgan adelante. “Nadie entendería que se apoye el Presupuesto General del Estado con el apoyo de Bildu y no el de la Junta de Andalucía” que, ha recordado, viene para luchar contra la crisis de la pandemia.

Junto a ello, ha aprovechado para reclamar al Gobierno central que “meta el hombro” en Andalucía y complemente con otros 215 millones de euros las ayudas directas que va a conceder al Gobierno regional al sector de los autónomos, las pymes, el comercio y la industria.

“Otros países como Francia, Alemania o Italia han tomado decisiones que han compartido con sus regiones; aquí el Gobierno se pone de canto y deja que las comunidades tomen las decisiones”, ha lamentado Bendodo, al tiempo que ha manifestado que el Gobierno andaluz no tiene ningún problema en “asumir el desgaste” que supone esta crisis pero que reclama las competencias para poder luchar contra la pandemia “con todas las herramientas”.

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha criticado que dos días después no hay nada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) “del plan del presidente, Juanma Moreno, para hosteleros y comerciantes”, tras haber impuesto limitaciones a su horario.

“Día que pasa, persiana que se baja y negocio que cierra”, ha lamentado Díaz, que señala en un comunicado que estos autónomos y empresarios “no quieren más avales ni créditos, sino ayudas a fondo perdido”.

Así, ha destacado que “el dinero que ahora mismo hay se debe destinar íntegramente a ayudas a fondo perdido”. Con este fin, el PSOE-A ha presentado dos planes en el Parlamento “con un total de 450 millones de euros en ayudas directas a fondo perdido, 250 millones para la hostelería y 200 millones para el comercio minorista”.

“Exigimos a Moreno que suprima los avales y destine todo el dinero a ayudas a fondo perdido que permitan salvar la hostelería, el comercio, el sector del ocio y otros que en estos momentos lo están pasando tan mal por las restricciones de la Junta”, ha concluido la dirigente socialista.

El PSOE-A se ofrece a negociar con la Junta, “pese a la indignidad de este Presupuesto” y “sin Vox” como socio preferente
El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Ramírez de Arellano, ha reiterado este sábado su ofrecimiento de cara al Presupuesto autonómico y ha insistido en que, “pese a la vergüenza y la indignidad de este Presupuesto, si la Junta quiere negociar en serio, sin Vox como socio preferente, aquí está el PSOE”.
Así se ha manifestado el socialista en una comparecencia en la que ha exigido que retiren el anteproyecto de ley de Presupuesto, que "a todas luces es insuficiente, no va a resolver los problemas de los andaluces y no son más que unas cuentas prorrogadas sin el esfuerzo necesario", según reseña el partido en una nota de prensa.
De su lado, la portavoz de Salud del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Beatriz Jurado, ha afirmado este sábado que “el Gobierno de Andalucía cumple con las necesidades que tiene nuestra tierra” con el proyecto de Presupuestos que ha planteado para el año 2021, “que tiene la mayor inversión en lo que más interesa a los andaluces: la sanidad, la educación o las políticas sociales”.