Helvetia Seguros alcanza en 2020 un beneficio de 27 millones de euros

La entidad cerró el pasado ejercicio con un volumen total de negocio de 452,2 millones de euros y un crecimiento sostenido del 0,5 por ciento

El director general de Helvetia Seguros, Íñigo Soto, hoy en la rueda de prensa telemática celebrada en la sede de la entidad
El director general de Helvetia Seguros, Íñigo Soto, hoy en la rueda de prensa telemática celebrada en la sede de la entidadLa RazónLa Razón

Helvetia Seguros cerró el ejercicio de 2020 con un volumen total de negocio de 452,2 millones de euros, un crecimiento sostenido respecto a 2019 con un incremento del 0,5 por ciento, superando en ocho puntos a lo estimado por el sector, en un año en el que la entidad y el conjunto de la sociedad se ha enfrentado a la crisis de la Covid-19.

Así lo ha anunciado el director general de Helvetia Seguros, Íñigo Soto, en una rueda de prensa telemática celebrada en Sevilla.

En lo que se refiere al volumen de primas emitidas de No Vida registró un incremento respecto a 2019 del 1,7 por ciento hasta los 320,9 millones de euros. Por el contrario, en Vida registró un decrecimiento del 2,3 por ciento (debido a la cancelación de algunas operaciones relacionadas con los seguros colectivos, autos, personales o de responsabilidad civil) hasta los 131,3 millones de euros, una cifra que ha experimentado un retroceso inferior al del “20 por ciento del conjunto del mercado” y que Soto valoró positivamente por encontrarse en “un sector que está cayendo muy significativamente”. No obstante, el director general de Helvetia Seguros ha destacado que “las cifras están creciendo un 2,5 por ciento” en el conjunto de No Vida y Vida riesgo “en un año, sin duda, complicado”, ha insistido.

Beneficio de 27,1 millones de euros, un 6,25% menos que en 2019

Por otro lado, la entidad cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 27,1 millones de euros, un seis por ciento inferior a los 28,8 millones de euros registrados en 2019, pero que, según señala la entidad, se sitúa en la línea con la planificación estratégica y dentro del marco protagonizado por pandemia en la que “ha habido algunos elementos que han favorecido la generación de un buen resultado” que han compensado el impacto provocado por la irrupción de la Covid-19.

En su conjunto, el primer ejecutivo de la entidad valoró estos resultados como “satisfactorios” y quiso hacer hincapié en que, a pesar de un leve descenso, en un año en el que el mercado financiero se paralizó en el primer semestre con “caídas muy importantes de las bolsas”, la entidad “ha mantenido un nivel de solvencia en los límites que queremos” por encima del 180 por ciento. “Mantener, a pesar de un leve descenso, nuestro ya excelente volumen de beneficio y aumentar nuestra facturación total muy por encima de lo conseguido por el sector son noticias positivas para nuestros clientes, mediadores, empleados y accionistas”, ha explicado Soto, a la vez que ha señalado su apuesta por el mantenimiento los servicios a los clientes durante la pandemia y la implantación de medidas de digitalización para el normal desarrollo de su actividad.

Respecto al plan estratégico 20.20, que se cierra para dar paso al nuevo plan 20.25, Soto ha explicado que se ha culminado de forma “exitosa” y con sólidos beneficios. La composición de las cartera de primas a cierre de 2020 de Helvetia Seguros se distribuía en 29,4% de Autos, 42,6% de Diversos y 29% de Vida. La ratio combinada neta de No Vida se situó en el 94,9% a cierre de año, lo que supone una ligera mejora debido a la caída de la tasa de siniestralidad. En lo relativo a los gastos conjuntos de administración y adquisición (25,3%), se han mantenido sin variación, a pesar de que se ha dado un especial impulso a la digitalización y a las inversiones tecnológicas que obligó la pandemia. Como resultado de estas cifras, Helvetia Seguros colocó su ratio de rentabilidad sobre fondos propios (ROE) en el 11,4%, ligeramente inferior a la registrada en 2019 (12,4%), pero continúa dentro de sus objetivos estratégicos y en línea con el mercado español.

Además, Soto ha asegurado que Europa “se ha convertido en un pilar mucho más grande de lo que era” a nivel de aportación tanto de primas como de beneficios para el grupo.

La nueva estrategia 20.25

En 2020, Helvetia puso fin a su plan estratégico 20.20 y ha aprovechado hoy la ocasión para presentar los nuevos objetivos del grupo para los próximos cinco años. Respecto a los clientes, la entidad va focalizar su desarrollo en diseñar una oferta completa, sencilla y personalizada y buscará gestionar de forma más ágil los siniestros, reduciendo costes y mejorando la calidad, potenciará el negocio online, creará nuevos modelos de distribución y ve oportunidades en el sector funerario, aunque aún no ha facilitado detalles de cómo lo llevará a cabo. La compañía pretende alcanzar un crecimiento rentable, profesionalizar su red de agentes y corredores, potenciar el negocio de decesos y mejorar la eficiencia y productividad.

Global

A nivel global, el grupo suizo obtuvo un beneficio neto de 281,7 millones de francos suizos (261 millones de euros), un 47,65% inferior al de un año antes, mientras que el volumen de negocio se situó en 9.713,6 millones de francos suizos (8.817 millones de euros), un 2,74% más que en 2019. “Los objetivos financieros para 2025 subrayan nuestra ambición respecto a la calidad de nuestros resultados y del crecimiento, así como en términos de eficiencia operativa, capitalización y capacidad para generar dividendos”, ha indicado el consejero delegado del grupo Helvetia, Philip Gmür. La compañía repartirá un dividendo de 5 francos suizos (4,53 euros) por acción.