El ex novio de la joven madre desaparecida en Sevilla confiesa que la mató y la descuartizó

Los investigadores hallan los restos de la menor de Martín de la Jara, madre de un bebé, en el interior de una bolsa

Uno de los carteles pegados a un coche con la fotografía de la joven de 17 años Rocío Caíz
Uno de los carteles pegados a un coche con la fotografía de la joven de 17 años Rocío CaízJuan ChicanoEFE

Se han confirmado las peores sospechas. Unos restos humanos que podrían corresponder a Rocío Caíz, la joven del municipio sevillano Martín de la Jara desaparecida desde el pasado 3 de junio, han sido encontrados poco antes de las 21:30 horas en un aparcamiento de la localidad de Estepa, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil a LA RAZÓN. De hecho, habría sido el ex novio de la menor de 17 años y madre de un bebé de cuatro meses, el que ha confesado a los agentes encargados de la investigación que la mató el mismo día que su familia le perdió la pista, según Efe, y le ha indicado dónde estaba un cuerpo que supuestamente habría descuartizado.

Desde que se denunció el caso, los efectivos del Instituto Armado mantenían todas las hipótesis abiertas en la desaparición de la joven que fue vista por última precisamente en Estepa, a 25 kilómetros de su pueblo, justo antes de entrar en la casa de su ex pareja, que hoy ha confesado el crimen. El joven de 23 años y padre del bebé le dijo a la madre de Rocío, quien lo llamó por teléfono para preguntarle por su paradero, que ésta se había marchado de madrugada de su casa y que no sabía nada de ella.

Los familiares también creyeron “falso” un supuesto mensaje enviado por la menor a través de redes sociales donde les trasladó que se marchaba a otra comunidad con un chico que había conocido. La hermana trasladó a los medios que Rocío nunca hubiera abandonado a su hijo.

El autor confeso del asesinato podría haber conducido a los agentes hasta los restos depositados en el interior de una bolsa y ahora habrá que recomponer lo que sucedió en la vivienda que habitó con su ex novio a la que la joven fue para recuperar algunos enseres ligados a su hijo y a donde “no quería volver más”.