Andalucía y Murcia coinciden en la “urgencia” de reformar el sistema de financiación autonómica

Espadas buscará que las comunidades socialistas vayan al Consejo de Política Fiscal y Financiera con una “propuesta coherente” de financiación autonómica y local

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital de Murcia, Luis Alberto Marín, junto al consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan Bravo
El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital de Murcia, Luis Alberto Marín, junto al consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan BravoLa RazónREGIÓN DE MURCIA

Andalucía y Murcia, dos de las comunidades “más castigadas” por el actual sistema de financiación autonómica, han acordado empezar a trabajar de cara a una próxima reunión para exigir al Gobierno central “la inmediata y urgente” reforma para buscar un nuevo modelo “de consenso que garantice la suficiencia de recursos y que sea igualitario, equitativo y justo”.

El consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, y el titular de Economía, Hacienda y Administración Digital de la Región de Murcia, Luis Alberto Marín, han mantenido una reunión de trabajo en Cartagena para definir y coordinar una propuesta de reivindicaciones comunes y preparar así un frente común. El objetivo es organizar en los próximos meses una reunión entre los presidentes de ambas comunidades que estaría abierta a regiones de distinto signo político “porque la cuestión de la financiación no entiende de colores”, según ha informado el Gobierno murciano en un comunicado, recogido por Europa Press.

Una de estas exigencias compartidas, la más destacada junto con la reforma del modelo de financiación, es la necesidad de reservar un porcentaje del fondo Covid 2021 para crear un fondo de nivelación que permita a las comunidades más castigadas disponer de más recursos y reducir así la diferencia con el resto de regiones.

Bravo ha apuntado que desde Andalucía se reclama una financiación que sea “justa” con las tres comunidades peor financiadas, y que no se entendería una solución para la región andaluza si no se contempla para el resto de regiones infrafinanciadas. Hasta que llegue ese momento, el consejero andaluz ha demandado que el Gobierno compense esta falta de recursos “para no restar oportunidades a nuestros ciudadanos” y para poder atender los servicios públicos esenciales como son la sanidad, la educación y las políticas sociales en igualdad de condiciones sin provocar “una España de primera y otra de segunda”. Bravo, que ha cifrado la infrafinanciación andaluza en torno a los 900 millones de euros anuales de media desde 2009, ha destacado que la reforma del sistema no persigue perjudicar a ninguna comunidad, pero sí debe acabar con el actual reparto de recursos que castigue especialmente a Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía.

Por su parte, el titular de Hacienda de la Región de Murcia ha subrayado que la reforma del sistema de financiación “es ahora más urgente que nunca, porque no solo tenemos que seguir prestando un servicio público de calidad con menos recursos que el resto de comunidades, sino que tenemos que afrontar la salida de la crisis generada por la pandemia en una posición de desventaja”.

Primero, el Ministerio de Hacienda

De otro lado, el recién proclamado secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, se ha comprometido este viernes a trabajar para que las comunidades autónomas gobernadas por socialistas acudan a la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que se aborde el modelo de financiación autonómica y local con una “propuesta coherente”, tras ser preguntado por la Conferencia de Presidentes convocada para el próximo viernes, 30 de julio, en la que la reforma de ese sistema no estará en el orden del día. El también candidato socialista a la Junta en las próximas elecciones autonómicas ha señalado que, más allá de lo que se aborde en esa cita entre el presidente del Gobierno y los de las comunidades, “el debate de la financiación autonómica y local se deberá tratar, en primer lugar, en un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) sobre la base de una propuesta que haga el Ministerio de Hacienda, y de los trabajos que se están haciendo ahora mismo para abordar criterios que puedan hacer más justo ese modelo de financiación”, como el de “población ajustada”.