Denunciado por el envío de cientos de cucarachas y gusanos vivos en sobres a Canarias

Fueron declarados como juguetes sonajeros y suelen utilizarse para alimentar reptiles o para su cría

Las cucarachas y los gusanos pueden transmitir a las personas numerosas enfermedades, a través de las distintos tipos de bacterias, virus u hongos, de las que son portadoras
Las cucarachas y los gusanos pueden transmitir a las personas numerosas enfermedades, a través de las distintos tipos de bacterias, virus u hongos, de las que son portadorasPIXABAY

La Guardia Civil ha denunciado a un remitente de varios paquetes postales enviados desde Sevilla a Las Palmas de Gran Canaria con cientos de cucarachas y gusanos vivos, que fueron declarados para su envío como juguetes sonajeros, según ha informado este martes en un comunicado.

El aviso a la Guardia Civil fue realizado desde la central de Correos en Las Palmas de Gran Canaria, que alertó de la presencia de “bichos” no identificados en un paquete que presentaba un hueco por donde salían gusanos, lo que fue advertido por el personal que se encarga del manejo de los envíos, señala la nota.

El personal del Seprona se coordinó con Vigilancia Aduanera y Correos y procedió a la inspección del paquete y de otros dos envíos, que tenían el mismo destinatario, en los que se hallaron cientos de gusanos y cucarachas vivas, por lo que se procedió a levantar acta de denuncia y se eliminó de forma segura los invertebrados, indica el comunicado.

Los paquetes, que procedían de Sevilla y su destinatario era un vecino de La Palmas de Gran Canaria, venían declarados en el impreso realizado por el remitente como juguetes sonajeros, señala la nota, que precisa que el destino de este tipo de seres vivos suele ser para servir de alimentos a reptiles o personas, o para iniciar la cría de los mismos en Gran Canaria.

El remitente, según la Guardia Civil, ha sido denunciado por envío fraudulento y no cumplir con lo dispuesto en la Ley de Sanidad Animal 8/2003, por realizar el transporte de invertebrados sin un certificado de origen que garantice estar libres de enfermedad infectocontagiosa, así como por una declaración falsa sobre el contenido.

Las cucarachas pueden transmitir a las personas numerosas enfermedades, a través de las distintos tipos de bacterias, virus u hongos, de las que son portadoras, recuerda la Guardia Civil en la nota.